México captará durante el año en curso 18% del total de inversiones dirigidas a las plantas de ensamble automotriz en América del Norte, cinco puntos porcentuales más que una década atrás, estimó la consultoría Polk, con sede en Detroit, Estados Unidos.

Del resto de las inversiones para el presente año, Estados Unidos captaría 66% y Canadá, restante 16%, lo que implicaría caídas de 4 y 1 punto porcentual frente a sus participaciones del 2002, respectivamente.

Para la próxima década, México mantendría la tendencia creciente, puesto que alcanzaría 22% del total de las inversiones de montaje de vehículos automotores, de acuerdo con Anthony Pratt, director de Proyecciones de América de Polk.

En cambio, Estados Unidos retendría su participación de 66% y Canadá perdería otros cuatro puntos, para llegar a 12% en el 2022.

Canadá, probablemente, seguirá perdiendo su base de ensamble automotriz a medida que sus costos laborales son reportados como los más altos del mundo , explicó Pratt en un reporte.

En esta tendencia jugará un papel importante la negociación del contrato del Sindicato de Trabajadores Automotrices de Canadá (CAW, por su sigla en inglés) con Chrysler, Ford y General Motors, que expira el 17 de septiembre.

Se prevé que la negociación sea dura debido a que las compañías buscan recortar sus costos laborales, al tiempo que el CAW argumenta que los trabajadores ayudaron a las ensambladoras a mantenerse en la crisis financiera.

En la primera mitad del 2012, México recibió 1,188 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa en el sector automotriz y acumuló así 21,691 millones desde el 2000.

Según Guido Vildozo, gerente de IHS Automotive Latinoamerica, se fabricarán 18 millones de autos en América del Norte en el 2020, de los cuales 4 millones se ensamblarán en México y 1.8 millones, en Canadá.

[email protected]