La economía mexicana muestra señales de “contracción económica”, calificó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), al interpretar sus mediciones anticipadas de indicadores clave de la producción de manufacturas, consumo y los servicios.

El Indicador IMEF Manufacturero registró en mayo una disminución de 2.6 puntos y se ubicó en 49.4 unidades en su serie desestacionalizada, con lo que regresó a zona de contracción (<50).

En cuanto a su medición, el Indicador IMEF varía en un intervalo de 0 a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50), de la actividad económica.

A su vez, el Indicador IMEF No Manufacturero disminuyó en mayo 1.4 puntos para quedar en 49.4 unidades. Así, este indicador volvió a la zona de contracción.

En general, el Indicador IMEF es un índice de difusión que evalúa el entorno económico con base en una encuesta de cinco preguntas cualitativas.

Del mismo modo, el Indicador IMEF está construido para ayudar a anticipar la dirección de la actividad manufacturera y no manufacturera en México y, a partir de la evolución esperada de esos sectores, inferir la posible evolución de la economía en general en el corto plazo. “Las cifras del Indicador IMEF muestran que durante mayo tanto el indicador manufacturero como el no manufacturero regresaron a zona de contracción y, de manera simultánea, todos sus componentes mostraron caídas. De esta manera, la mejora marginal que se había registrado en abril se revirtió en mayo”, indicó el IMEF.

Asimismo, los resultados del indicador de junio, que estarán disponibles el 1 de julio, serán de gran utilidad para anticipar si la actividad económica durante el segundo trimestre del año se recuperará luego de la contracción que tuvo durante el primer trimestre del año.

De acuerdo con el IMEF, la información disponible a fines de mayo sugiere que la economía estadounidense continuó mostrando un “buen desempeño”, aunque parece haberse observado un punto de inflexión en el indicador de la actividad industrial y en su componente manufacturero que muestra una tendencia descendente desde finales del 2018.

Estas trayectorias coinciden con las de los indicadores de difusión Purchasing Managing Index manufacturero y no manufacturero, los cuales también señalan una moderación de la producción, aunque todavía sus niveles se encuentran en zona de expansión.

Por su parte, la inflación se encuentra por debajo del umbral de 2.0%, lo que ha quitado presión a la Reserva Federal de continuar ajustando la política monetaria, a lo cual ha ayudado la ralentización de la economía de Estados Unidos.

[email protected]