Con una captación de 19,554 millones de dólares, México se ubicó en la posición 17 entre los mayores captadores de Inversión Extranjera Directa (IED) en el mundo en el 2011, escalando un lugar respecto del año previo.

La lista fue encabezada por Estados Unidos, que recibió 226,937 millones de dólares, de acuerdo con un reporte de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por su sigla en inglés).

En segundo lugar quedó China, con 123,985 millones de dólares; seguida de Bélgica (89,142 millones); Hong Kong (83,156 millones), y Brasil (66,660 millones).

Un grupo de países en desarrollo con estatus de mercados emergentes y con un potencial crecimiento en inversiones está recibiendo flujos de IED por debajo de las expectativas, incluyendo Filipinas y Sudáfrica y en una menor proporción naciones como India, Indonesia y México , informó la UNCTAD.

Los flujos globales de IED alcanzaron 1 billón 524,000 millones de dólares en el 2011, un alza interanual de 16%, y la UNCTAD estimó que en los siguientes tres años habrá un crecimiento moderado de 1.6 billones, 1.8 billones y 1.9 billones de dólares, respectivamente.

El documento mencionó que nuevos proyectos en el sector automotriz de México del 2006 al 2012 han sido estimados en 15,000 millones de dólares, destacando plantas de Nissan, Ford y Honda.

Pero la recepción de IED de México se mantiene bordeando los 20,000 millones de dólares en los últimos años. Esto puede cambiar si concretamos reformas como la energética, la laboral y la fiscal , dijo José Antonio Torre, subsecretario de Competitividad de la Secretaría de Economía, y propuso también elevar los topes al capital foráneo en servicios, transporte y telecomunicaciones.

En otra medición de la UNCTAD, México perdió dos posiciones respecto de los mejores destinos para la atracción de inversiones al pasar del sitio 10 al 12, de conformidad con una encuesta a corporaciones transnacionales y agencias de promoción de inversiones.

En esta clasificación, China, Estados Unidos e India retuvieron los tres primeros sitios, en ese orden.

Finalmente, México cayó de la posición 23 a la 32 entre los países que más emitieron flujos de IED. La empresas mexicanas invirtieron 8,946 millones de dólares contra 13,570 millones en el 2010, el máximo histórico.

rmorales@eleconomista.com.mx