El secretario de Economía, Bruno Ferrari, informó que hoy partió a Brasil una delegación mexicana integrada por funcionarios de la dependencia y empresarios del sector automotriz, para analizar el Acuerdo de Complementación Económica México-Mercosur 55 (ACE 55) que rige el comercio del sector entre ambas naciones.

Lo anterior, luego de que la semana pasada trascendiera que a partir de 2013 el gobierno brasileño obligaría a pagar impuestos a la importación de vehículos producidos en México.

En conferencia de prensa, el funcionario mexicano aseguró que "no tenemos miedo de competir, siempre y cuando sea en iguales condiciones".

SORPRENDE POR SOLICITUD DE BRASIL

El gobierno mexicano se dijo sorprendido por el pedido de Brasil de renegociar un acuerdo automotor binacional, dijo el martes el secretario de Economía Bruno Ferrari quien advirtió que la negociación de un amplio tratado de libre comercio con Brasil dependerá de solucionar este impase.

"Dependiendo de eso nosotros veremos qué es lo que sigue hacia delante para ver cómo sería la relación comercial con este país", dijo Ferrari en conferencia de prensa.

El ministro de Economía de Brasil, Fernando Pimentel, dijo la semana pasada que los presidentes Felipe Calderón de México y Dilma Rousseff de Brasil acordaron telefonicamente renegociar los términos del acuerdo que permite acceso a los automóviles mexicanos, ante un gran déficit comercial para los brasileños.

"Todo esto que ha pasado con la cuestión de los automóviles, de hecho ha sido sorpresivo", admitió Ferrari quien aclaró que las autoridades de las dos naciones han tenido conversaciones, pero no hay ningun compromiso "formal, ni por escrito".

Una delegación mexicana partió este martes a Brasil para escuchar los reparos de sus contrapartes en materia automotriz, adelantándose a una reunión prevista para fin de mes para avanzar en la negociación de un amplio acuerdo comercial que las dos principales economías de América Latina acordaron en noviembre de 2010.

México y Brasil mantienen desde 2002 un acuerdo que permite la importación de autos, piezas y partes de vehículos con reducción de impuestos.

El intercambio comercial entre las dos naciones asciende aproximadamente a los 8.500 millones de dólares el 40% del cual corresponde al sector automotor.

Con una producción de 2,5 millones de unidades México es el segundo fabricante de automóviles de América Latina, después de Brasil, y el principal exportador de vehículos la región.

RDS