Durante el 2009, México resultó el segundo inversionista de la región, con montos que alcanzaron los 7,698 millones de dólares, según estadísticas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Fue rebasado por Chile, cuyos empresarios echaron a andar proyectos fuera de su país equivalentes a 7,983 millones de dólares.

Los flujos de inversión directa, provenientes de América Latina y el Caribe, registraron una drástica caída de 69% respecto del 2008, y sumaron 11,387 millones de dólares, destaca la Comisión en su reporte anual sobre el Panorama de Inversión Extranjera Directa en América Latina.

Según el documento, entre las 15 mayores transnacionales de origen latinoamericano, hay cinco mexicanas: América Móvil, Cemex, FEMSA, Teléfonos de México, Grupo Bimbo y Grupo Alfa.

La mayor translatina , como las identifica la Comisión, es la empresa pública Petrobras, que según las estadísticas, alcanzó ventas de 101,948 millones de dólares el año pasado.

Hecho en México

Entre las principales operaciones de las empresas mexicanas fuera del país, el documento refiere la adquisición de la productora de pan Dunedin en Estados Unidos, por Grupo Bimbo, que fue de 2,500 millones de dólares.

Según la información, ésta resultó la mayor adquisición transfronteriza en el 2009, realizada por una empresa latinoamericana.

Pero durante la presentación de la investigación, la secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, destacó la expansión de negocios mexicanos en sectores como cervezas y bebidas.

Al interior del documento se puede leer que entre los anuncios de inversiones transfronterizas, hay dos de empresas mexicanas; se trata de una que pretende realizar Grupo México, en Perú, por 600 millones de dólares y Cemex, en Polonia, por 514 millones de dólares.

ymorales@eleconomista.com.mx