La empresa Mexicana de Aviación deja varados a decenas de pasajeros por la sobreventa de boletos que lleva a cabo, pues por cada cambio obligado de vuelo se cobra una tarifa de 290 pesos, por lo que usuarios estiman que la empresa lucra con esto.

Los responsables de la aerolínea se justifican al decir que es culpa de los pasajeros por 'no llegar con anticipación'.

Tal es el caso de las pasajeras Lilian Fabiola y María del Carmen Susan Caballero, quienes tenían un vuelo a las 12:40 a Chetumal, Quintana Roo, y les dijeron que el vuelo ya estaba cerrado, pero ante la presencia de medios de comunicación les encontraron un lugar en el vuelo que originalmente habían reservado.

"Si usted no lee el contrato no es mi culpa, no puede llegar una hora antes", indicó el empleado de atención especial del mostrador número 33.

Sin embargo, Javier, funcionario del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que viajaría a Cancún, llegó 90 minutos antes y ya le habían cerrado el vuelo.

Ante la amenaza de que el IMSS cancelaría 500 boletos mensuales y ante la presencia de Notimex, a sólo 10 minutos de que despegara el vuelo le encontraron lugar.

"Es evidente que hay lugar, pero sólo quieren hacer negocio obligando a pagar cambios de vuelo", se quejó el pasajero.

En tanto, la supervisora Mitzy Kim, pidió la presencia de elementos de la Policía Federal para intimidar a los usuarios que se quejaron del mal servicio y de la sobreventa de lugares para Cancún.

"Hay que estar 90 minutos antes porque el vuelo se sobrevendió, tenemos sobreventa. Todas las aerolíneas tenemos derecho a sobreventa en cierto porcentaje', refirió.

Indicó que 'puede levantar su carta ante la Profeco, puede levantar su carta ante nosotros, más no puedo hacer, no depende de usted, no depende de mí son leyes internacionales", expresó a los pasajeros que viajarían sólo en territorio nacional.

En cada vuelo los pasajeros acudían a los mostradores de atención especial en espera de una solución, pero obtenían la misma respuesta y se veían obligados a pagar casi 300 pesos cada uno para conseguir un cambio de vuelo hasta ocho horas después del que habían elegido.

RDS