Detroit.- Mercedes está retirando del mercado más de 126,000 carros y camionetas en Estados Unidos para arreglar un defecto que hace que las bolsas de aire se inflen sin tener un choque.

El retiro cubre los modelos C-300, C-350 y C-63 de 2008 y 2009, y el GLK-350 4-Matic de 2010.

Mercedes dice que la unidad de control de las bolsas de aire puede corroerse y dejar de funcionar debido a un error de fabricación. Eso puede hacer que las bolsas de aire se desplieguen sin previo aviso o no desplegarse del todo.

NOTICIA: Van siete muertos por bolsas de aire de Takata

La empresa reportó tres despliegues indeseados de las bolsas de aire en Estados Unidos y tres más en otros países. No estaba claro si alguien resultó herido.

Mercedes afirma en los documentos presentados el miércoles ante la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras que los conductores podrían ver una luz de advertencia si la unidad de control tiene un mal funcionamiento y las bolsas de aire podrían no inflarse en un accidente, pero no habría ningún aviso al conductor de despliegue no deseado.

NOTICIA: Ford amplía revisiones a un millón de autos por bolsas de aire defectuosas

Los dueños serán notificados para finales del 2015, pero Mercedes no ha determinado cuándo comenzará el retiro. Los distribuidores inspeccionarán la unidad de control y la reemplazarán si fuese necesario.

NOTICIA: Honda llama revisión a 340,000 autos por falla en bolsas de aire

Tampoco estaba claro si Mercedes ofrecerá carros en préstamo a los propietarios hasta que las reparaciones puedan estar hechas. Un mensaje fue dejado el miércoles a un portavoz de Mercedes.

mac