Durante el 2019 la industria manufacturera presentó caídas importantes en el total de personal (obreros y empleados) dentro de sus empresas, sin embargo, al mismo tiempo se registraron crecimientos importantes de las remuneraciones medias reales (salarios, sueldos y prestaciones).

Sólo en el último mes del 2019 el personal ocupado total cayó 1.4% en comparación anual, lo que implicó la contracción más pronunciada desde los años de crisis (2008 y 2009), siguiendo las cifras de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

En el análisis general de todo el año, el total de trabajadores en la industria manufacturera creció en promedio 0.8%, una de las expansiones más bajas en los años recientes.

La pérdida de dinamismo en el total de plazas ocupadas se explica principalmente a un menor número de obreros en la industria; en promedio el personal obrero aumentó apenas 0.4% mientras que la media de personas empleadas incrementó 1.9 por ciento.

Los subsectores que mostraron menor dinamismo en su personal ocupado total fueron el de fabricación de prendas de vestir, la fabricación de maquinaria y equipo, la fabricación de productos de cuero, piel y otros sucedáneos y la fabricación de equipo de cómputo, comunicación, medición y accesorios electrónicos.

En contraparte a la reducción de empleados y obreros, la industria manufacturera presentó mejores remuneraciones medias durante el 2019. En diciembre de dicho año este sector incrementó sus remuneraciones medias reales 3.6% a tasa anual.

En promedio durante todo el año el sector manufacturero también presentó un avance significativo y constante de las remuneraciones pagadas a sus trabajadores. Incrementaron 2.8% los sueldos, salarios y prestaciones como vacaciones, y aguinaldo a sus trabajadores.

Las mejoras en las condiciones laborales del sector se explican principalmente por el repunte de los sueldos percibidos percibidos por los empleados, que en promedio anual crecieron 3.8 por ciento. Los salarios percibidos por los obreros, por su parte, incrementaron apenas 0.4 por ciento.

Siguiendo las cifras del Inegi, también las prestaciones, avanzaron de manera importante durante este año. Las leyes laborales nacionales integran en el rubro de prestaciones sociales los derechos de los trabajadores a vacaciones con goce de sueldo/salario, al menos 15 de días de aguinaldo, primas vacacionales y seguridad social.

Durante 2019 el promedio de crecimiento de las prestaciones percibidas por los trabajadores de la industria manufacturera fue de 1.4%, esta mejora interna del mercado laboral resulta benéfica tanto para obreros como para empleados del sector.