Durante junio del 2019 el total de empleados dentro de la industria manufacturera creció apenas 1.0% en comparación anual, lo que significó la expansión más modesta en poco más de nueve años. Por su parte, las remuneraciones reales pagadas al personal crecieron 1.2%, el crecimiento más bajo desde noviembre del año previo.

En la clasificación por tipo de trabajador se contrataron más empleados que obreros; el número de empleados total creció 2.7% mientras que el número de obreros aumentó apenas 0.7 por ciento. En contraparte, los salarios pagados a los obreros aumentaron 2.1% a tasa anual mientras que los sueldos percibidos por los empleados cayeron 1.8%, de acuerdo con cifras de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En sus comparaciones inmediatas los resultados también mostraron una pérdida de dinamismo en la situación laboral dentro del sector. El personal total (empleados más obreros) cayó 0.1% en relación con el mes previo; las remuneraciones reales totales cayeron 0.2 por ciento.

Trabajadores petroleros y mineros, los más afectados

Los indicadores laborales dentro de las industrias de manufacturas petroleras y mineras presentaron caídas importantes en el total de trabajadores y en las remuneraciones reales que perciben.

El sector de fabricación de productos derivados del petróleo y el carbón presenta las contracciones más pronunciadas en su mercado laboral. El personal ocupado total cayó 2.7% en comparación anual, hilando 10 meses en negativos; por su parte las remuneraciones totales percibidas por los trabajadores cayeron 13.2%, ligando 17 meses continuos en números rojos.

Las industrias de manufacturas metálicas y la de manufacturas a base de minerales no metálicos también presentaron una reducción en su planta de trabajadores, con bajas de 4.2 y 2.3% respectivamente.

En cuanto a las remuneraciones totales percibidas por obreros y empleados las industrias metálicas básicas registraron una caída de 8.1% a tasa anual. Esta contracción de suelos, salarios y prestaciones fue la segunda más pronunciada sólo por debajo de la que presentó el sector de manufacturas petroleras.

Industrias eléctrica y electrónica, a la cabeza

El sector que fabrica equipo de computación, comunicación, medición y otros aparatos electrónicos presentó resultados positivos en sus indicadores laborales. Durante junio aumentó 5.8% el total de su personal en comparación anual y las remuneraciones percibidas por sus trabajadores incrementaron 0.7 por ciento.

Por su parte, la industria de fabricación de manufacturas eléctricas y equipo de generación eléctrica registró un aumento de 0.5% de empleados y obreros. Y las remuneraciones totales incrementaron 2.6% a tasa anual.