Frente a la debilidad de las ventas internas del sector automotriz, por deficiencias estructurales y la falta de confianza del consumidor en la compra de bienes durables, competidores internacionales como Argentina podrían alcanzar el nivel de comercialización de México en el corto tiempo.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís Sánchez, dijo que aunque la industria registra cifras récord en cuanto a producción y exportaciones, " hay un mercado interno debilitado, mientras que los competidores en los mercados internacionales se siguen fortaleciendo".

En entrevista, refirió que algunas estimaciones señalan que Argentina llegará a cifras similares a las de México en su mercado interno, no obstante que ese país posee 40 millones de habitantes y un ingreso per cápita similar al de México.

"Cuando vemos la cifra de que en Argentina venden 17 autos por cada mil habitantes, en Brasil 19 y nosotros 7.4 unidades por cada mil habitantes, lo cual nos pone en niveles de ventas por cada mil habitantes de los años 80", aseguró Solís Sánchez.

El representante de una de las industrias más poderosas en México consideró indispensable devolver la confianza al consumidor en la compra de bienes durables, ya que este indicador está aún 17.1% debajo del nivel de 2008.

"Eso es relevante, mientras que las compras de autos nuevos están 20.4% debajo de lo que estaban en 2008. Entonces, necesitamos revertir la confianza del consumidor. Se sigue posponiendo la compra porque el tema es percepción".

Y aunque el crecimiento económico del país arroja cifras halagadoras, Solís Sánchez, enfatizó que el crecimiento de la microeconomía, aquel que resiente el consumidor, todavía no se recupera del todo.

"Por el lado macroeconómico tenemos buenas notas, pero por el microeconómico, el que le llega al consumidor, ese no está bien".

"Entonces, la reflexión es: primero, hay un problema coyuntural en donde el consumidor no ha salido de la crisis, la decisión que tomamos los consumidores sobre si es el momento de cambiar el refrigerador, la lavadora, casa o auto, se sigue dejando para un mejor momento", finalizó.

apr