Pese a que México cuenta con niveles récord en la producción y exportación de vehículos, la desconfianza del consumidor y la inseguridad pública impacta negativamente en las ventas del mercado interno, sostuvieron los líderes del sector automotor.

Para el mes de mayo, la producción de autos nuevos se elevó en 19.4%, al fabricar 213,329 unidades; mientras que las exportaciones alcanzaron un aumento de 21.3%, al vender 176,951 vehículos; ambos crecimientos considerados como históricos.

Aunque el mercado doméstico presenta crecimiento inercial de 11.4%, al vender 68,634 vehículos, el director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, Guillermo Rosales, dijo que los indicadores de confianza del consumidor y el clima de inseguridad no auguran una mejora en las condiciones para adquirir un vehículo.

CONSUMIDOR DESCONFIADO

Rosales precisó que Índice de Confianza del Consumidor, el cual mide las posibilidades de adquirir bienes durables, registró 72.4 puntos en mayo del 2011, lo que representó un avance de 13.1% con respecto al mismo mes del año pasado.

No obstante, si se compara el puntaje de este índice contra el del 2008 (cuando ocurrió la crisis económica), la variación porcentual es de menos 17.1 por ciento.

Los vehículos que presentaron caída en mayo son: en el segmento de lujo, el Acorde de Honda (18.3%); en deportivos, el Mustang (4.9%) y el Camaro (48.4%); en subcompactos, Chevy y compactos (21.4%) para todos los modelos.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), abundó que en estados como Tamaulipas, la compra de vehículos tipo pick up se ha reducido; no obstante, descartó que exista un patrón determinado.

MERCADO INTERNO, CON GRAN POTENCIAL

Solís mencionó que el mercado interno tiene un gran potencial de crecimiento, pero requiere de políticas públicas orientadas a ordenar la entrada de autos de procedencia extranjera, la aplicación de normas (de emisiones y de condiciones físico-mecánicas) en todo el territorio nacional y la eliminación de cargas fiscales.

México podría vender 17 vehículos nuevos por cada 1,000 habitantes, es decir, 1 millón de unidades nuevas adicionales a las que hoy vende, generando más de 400,000 empleos nuevos en nuestro país , destacó Solís.

El resultado de la industria anualizado en mayo del 2011 muestra cómo la falta de estímulos a la compra de vehículos y el bajo nivel de confianza del consumidor mantienen la recuperación del mercado interno de vehículos en una tendencia de crecimiento horizontal que se refleja en el resultado anualizado de este mes, todavía muy por debajo de los niveles alcanzados en meses previos a la crisis (20.4 por ciento).

[email protected]