La petrolera estatal Petrobras invertirá casi 10% menos durante el 2014 respecto al año previo, informó la firma tras la presentación de su reporte financiero, que no alcanzó los resultados esperados.

El mercado reaccionó de manera negativa al balance y a las proyecciones y depreció 3.8% las acciones de la firma, que terminó la jornada con el peor registro en ocho años.

En su reporte difundido el martes, Petrobras presentó una baja en sus ganancias a 6,280 millones de reales (2,680 millones de dólares) desde los 7,750 millones de reales del año anterior.

La caída de ayer de los títulos de la acción líder del mercado presionó al principal índice bursátil, el Bovespa, que perdió 0.25% a 46,599 unidades.

Las acciones de Petrobras cerraron en 13.70 reales, su mínimo desde el 11 de julio del 2005, cuando cerró con 12.99.

Los títulos han caído más de 30% en los últimos tres meses golpeados por incrementos menores a los esperados de los precios de los combustibles, que fija el Gobierno brasileño.

Para el 2014, Petrobras planea invertir 94,600 millones de reales (unos 40,400 millones de dólares) en el 2014, 9% menos que en el 2013.

La presidenta ejecutiva de la firma, Maria das Graças Foster, contribuyó a las malas noticias, al afirmar este miércoles en rueda de prensa con analistas que no será posible revertir los indicadores de la deuda de la petrolera para el 2014. Lo cierto, dijo, es que no existe preocupación por una posible mala nota en su la calificación de inversión.

Descartó un desfase de los precios internacionales de los combustibles para la gasolina y el diesel que vende Brasil y dijo que la paridad se alcanzará en los próximos años.

Petrobras busca dejar atrás sus crecientes costos y deudas con un cambio en su plan de negocios al 2030, que prevé la reducción a corto plazo de las inversiones y que fija un límite al crecimiento en el largo plazo.

(Con información de Reuters)

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica