En lo que va del año 2015, hasta el tercer trimestre, se observa una disminución de 4.2% en el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza con Intervalos de Salarios (ITLP-IS), lo que significa un incremento en la población que puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral. Esta tendencia se debe a la recuperación del ingreso laboral per cápita, el cual muestra un incremento de 5.9% en términos reales en lo que va del año, reportó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El ITLP-IS se construye a partir de los ingresos laborales que reportan las personas y la recuperación de algunos ingresos con intervalos de salarios mínimos.

El Coneval detalló que en las variaciones con respecto al mismo periodo del año anterior, se observa un incremento en el ingreso laboral per cápita real de 4.3 por ciento. Esta recuperación del ingreso explica también la disminución de 3.9% en el ITLP-IS.

Al comparar el tercer trimestre del 2015 con el tercer trimestre del 2005, se observa un incremento de 14.7% en 10 años. Este incremento se acompaña con una disminución del ingreso laboral de 7.6% en términos reales durante el mismo periodo.

El 2015 ha significado, de acuerdo con el Coneval, una recuperación en el ingreso de la población que puede adquirir su canasta básica a partir de su ingreso, pues el Índice de la Tendencia Laboral en el tercer trimestre de este año se ubicó en 1.0578 puntos; mientras que un año antes se encontraba en 1.0710 puntos, lo que se traduce en más personas que no podían acceder a una canasta básica.

El Coneval informó que entre los meses de julio-septiembre la población percibió un ingreso promedio de 1,999 pesos; mientras que en el mismo periodo del 2014 éste fue de 1,865 pesos.

Pese a que se reporta un freno de la pobreza, de acuerdo con el Coneval, aún hay bajos salarios, pues la mayor parte de la población ocupada que representa 12 millones 844,000 personas, se encuentra en el rango de aquellos que perciben más de uno y hasta dos salarios mínimos, y en un año se aumentó 10.1% , comentó María Fonseca, directora Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México.

En contraste, los trabajadores que ganan más de cinco salarios mínimos registraron una caída de 3.2%, de tal forma que continúan siendo la categoría con el menor número de integrantes.

[email protected]