La subcontratación en México dejará de ser un vehículo de evasión de costos laborales y fiscales, pues con la reforma laboral se establecen las bases para que sea un modelo de negocio de especialización de la mano de obra, además de dar paso a la formalidad en el empleo e incrementar la productividad laboral.

De acuerdo con Pablo Noreña, socio de la Práctica de Capital Humano de KPGM en México, explicó que las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo se alinean con la estrategia del gobierno para dar a todos los mexicanos una cobertura de seguridad social y pensiones, pues habrá mayor capacidad de ahorro por parte de los trabajadores.

En el seminario para prensa Impacto e implicaciones de la Reforma Laboral en México detalló que la subcontratación ha sido objeto de diversas modificaciones, una de ellas en el 2009 a través de la Ley del Seguro Social, lo que trajo como resultado la formalización de 500,000 empleos.

Aunque no especificó si la reforma laboral incrementará en esa misma cantidad la generación o formalización del empleo, aseguró que es un avance para mejorar la calidad y eliminar prácticas que propicien la desigualdad salarial.

Por su parte Marcela Calderón, directora de la Práctica de Capital Humano de KPMG, expuso: México se une a la dinámica mundial que reconoce la evolución en las formas en que se desarrollan las relaciones de trabajo, con el fin de que las empresas puedan responder al constante proceso de cambio .

Asimismo, coincidieron en que los cambios a la reforma laboral derivarán otras modificaciones, como es el caso del Seguro Social, pues tendrán que definirse los esquemas de aportaciones que harán los trabajadores que sean contratados por hora.

[email protected]