En marzo, el Indicador de Pedidos Manufactureros (IPM) decreció 1.9 puntos, comparado con el mes inmediato del presente año, según cifras desestacionalizadas divulgadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al tercer mes del 2020, el indicador se situó en un nivel de 47.8 puntos de 100 puntos. A su interior, se observó que cuatro de sus cinco componentes decrecieron. El correspondiente a los pedidos retrocedió 4.23 puntos, pedidos se contrajo 3.4 puntos, personal ocupado total (-0.73 puntos), inventarios de insumos (-0.4 puntos); excepto el componente de oportunidad en la entrega de insumos de los proveedores aumentó 0.92 puntos.

Respecto a su comparación anual, con cifras originales, el IPM profundizó su caída, luego de nueve meses a la baja. En marzo, el índice cayó 4.1 puntos, comparado con el mismo lapso del 2019. La cifra anterior es la peor desde febrero del 2009 cuando reportó una contracción de 5.7 por ciento. Al tercer mes del año se ubicó en 47.8 puntos de 100 puntos.

Al tercer mes del presente año, cuatro de sus cinco componentes mostraron contracciones al compararse con el mismo periodo del 2019; el mayor correspondió al volumen esperado de la producción (-6.4 puntos), inventarios de insumos (-6%), pedidos (-5.6 puntos), nivel esperado de personal ocupado (-1.8 puntos) y oportunidad en la entrega de insumos por parte de los proveedores (1.2 puntos).

En cuanto a los siete agregados por grupo de subsectores de actividad que lo componen mostraron retrocesos, según datos originales. El mayor por parte de los minerales no metálicos y metálicas básicas (-8.1 puntos), seguido de equipo de computación, accesorios electrónicos y aparatos eléctricos (-6 puntos) y equipo de transporte (-5 puntos).

El IPM se elabora, considerando las expectativas de los directivos empresariales para las siguientes variables: pedidos, producción, personal ocupado, oportunidad de la entrega de insumos por parte de los proveedores e inventarios de insumos.

[email protected]