El constructor de autos japonés Toyota mantendrá el título de número uno del sector en 2012, pese al impacto en sus ventas de la crisis diplomática entre Japón y China, indicó hoy la prensa económica japonesa.

Toyota esperaba vender 9.7 millones de vehículos en 2012, por delante de sus competidores más inmediatos, la estadounidense General Motors (9.1 millones) y la alemana Volkswagen (9.2), según el diario Asahi.

Ello pese al impacto en sus ventas de la crisis diplomática chino-japonesa, que provocará, según Toyota, que venda en China 200,000 vehículos menos de sus estimaciones a causa del boicot de algunos consumidores chinos por el conflicto por el control de las islas en el Mar del Este de China.

En septiembre las ventas de Toyota en China, primer mercado mundial de autos, cayeron 48.9% respecto al mismo mes de 2011, como consecuencia de este boicot.

El primer constructor mundial de autos dijo que no podrá alcanzar el objetivo de 10 millones de vehículos producidos en 2012, a causa de los problemas en China.

Empero, recuperará el primer puesto mundial de la producción de autos, perdido en 2011 por el impacto del terremoto y tsunami que devastó el noreste de Japón.

RDS