Sol, playa, cultura, naturaleza y 11,000 zonas arqueológicas son los principales atractivos que tiene México para ser considerado como uno de los destinos turísticos más importantes a nivel internacional.

Pese a la gran cantidad de turistas que viajan cada año por México, la infraestructura para recibirlos y transportarlos no es de las mejores del mundo, sostuvieron expertos.

Turismo, a ras de tierra

De acuerdo con la Secretaría de Turismo (Sectur), 80% de la actividad turística en el país se realiza por tierra; sin embrago, datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) revelan que 75% de las carreteras del país se encuentra en mal estado o en condiciones regulares, acciones que hacen inseguro viajar por tierra, explicaron los consultados por El Economista.

Se debe invertir más en mejorar la conectividad. Al país le urgen carreteras, puentes, aeropuertos y puertos que permitan trasladar mercancías y turistas de manera más rápida, al menor costo posible , sostuvo José Eduardo Correa Abreu, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

En transporte aéreo, lo limitado de la mayoría de las terminales del país imposibilita que puedan aterrizar aeronaves de gran tamaño.

El Foro Económico Mundial establece que los aeropuertos mexicanos se sitúan en el lugar número 55 de 125 países evaluados, mientras que las carreteras están colocadas en la posición 49.

El rezago en las comunicaciones no sólo aleja turistas, también aleja inversiones para instalar empresas, ya que los costos logísticos son mayores en un país incomunicado , explicó Aurelio Salazar Rodríguez, director general de Samba Ingeniería, empresa dedicada construcción, consultoría y asesoramiento en construcciones.

Además, Gloria Guevara, titular de la Sectur, explicó que el país requiere de una mejor y mayor infraestructura aeroportuaria, se deberán facilitar los trámites migratorios, agilizar las casetas en las carreteras y tener apoyo en puntos fronterizos para elevar la captación de turistas.

Para promover más visitantes

Urgen a bajar tarifas aéreas

Representantes de la industria aérea urgieron al gobierno federal a bajar impuestos o derechos que integran las tarifas de los boletos, para darle viabilidad al turismo.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Agencias de Viaje, las altas tarifas son un impedimento para que la industria turística se fortalezca y crezca, comentó su presidente, Jorge Hernández.

La carga impositiva del precio neto de un boleto en ruta doméstica es casi 30%, mientras que en una ruta internacional, los impuestos alcanzan 24%, explicó Grupo Mexicana.

De acuerdo con los datos proporcionados por la empresa de aviación, en una ruta doméstica el Impuesto al Valor Agregado (IVA) representa 11% del valor total de un boleto; la Tarifa del Uso Aeroportuarios (TUA) alcanza 17%; mientras que la revisión de equipaje es de 1% para totalizar 29 por ciento.

rmartinez@eleconomista.com.mx