Una eficiente y transparente distribución de slots -espacios de despegue y aterrizaje- en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) propiciaría que el precio de los boletos de avión se reduzca hasta 60% y se puedan sumar hasta 10 millones de usuarios, afirmó el director general de Enlace de la Comisión Federal de Competencia (CFC), Paolo Benedetti.

En su participación durante la II Conferencia sobre Infraestructura, Regulación y Competencia en Aeropuertos, refirió que recientemente realizaron un estudio sobre dicho tema con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, en el que también se concluyó que cada año los viajeros que utilizan la terminal pagan un sobreprecio de 3,000 millones de dólares.

El funcionario del órgano presidido por Eduardo Pérez Motta consideró que el momento actual representa una oportunidad histórica para hacer una reforma por parte de la autoridad federal al Reglamento de la Ley de Aeropuertos y la normatividad que rigen la terminal aérea, que moviliza 70% de los pasajeros en México.

Entre las opciones que plantea están: aumentar de 54 a 61 slots por hora y asignar formalmente 40% de los mismos, que temporalmente están en manos de algunas líneas aéreas. De llevarse a cabo, ayudaría a las firmas a hacer una mejor planeación de sus negocios.

También se pide que se haga pública toda la información que se genere al respecto e impedir que alguno de los actores pueda bloquear la entrada de competidores (o la expansión de los existentes) en horarios no saturados.

Benedetti recordó que en el 2009 tres aerolíneas (Aeromar, Aeroméxico y Mexicana de Aviación) tenían 69.5% de los slots del AICM, lo que ocasionaba un diferencial en tarifa con rutas que no pasan dicha terminal de 33 por ciento.

EN AEROPUERTOS, NECESARIO ACTUALIZAR LA LEY: SCT

El titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil, Héctor González, aseguró que es necesario actualizar la Ley de Aeropuertos y sus reglamentos, porque la actual propicia tensión entre las líneas aéreas y los aeropuertos, porque pareciera que en muchos de los casos sus objetivos son diferentes.

David Lamoyi, consejero de la Cámara Nacional de Aerotransportes, criticó que no exista una autoridad con recursos limitados para revisar los planes que les autorizaron a los tres grupos aeroportuarios que operan en México, porque se trata de una situación de mero trámite .

Como ejemplo dijo que se calcula que entre el 2006 y el 2009 la subestimación de las unidades de tráfico les generaron 1,400 millones de pesos de ingresos adicionales a esos grupos, lo cual proviene de boletos que se vende a precios más elevados porque las aerolíneas trasladan el ajuste a sus usuarios. Esta situación, agregó, debe ser más rigorosa en las perspectivas que muestran a la autoridad.

[email protected]