El presidente de la Cámara de Comercio de Madre de Dios, Román Meza, consideró que las pérdidas que se reportarán por las protestas de los mineros en dicho departamento peruano ascenderán a 560,500 dólares diarios. La ciudad se encuentra sitiada por más de 10,000 manifestantes que obligaron a cerrar los principales comercios y paralizaron la actividad productividad de la región.

Todos los negocios han sido obligados a cerrar. Además, los mineros amenazan con tomar la carretera, con lo cual el panorama se agravaría mucho más , dijo Román Meza.

Román Meza invocó al diálogo a las autoridades del gobierno central y los mineros informales que acatan un paro indefinido, desde el lunes, con el fin de encontrar una solución consensuada entre las partes.

Los mineros informales exigen la suspensión de los decretos legislativos 1101 y 1102, los cuales enfatizan la fiscalización ambiental en la minería artesanal y que estandarizan el delito de minería informal.

También exigen el otorgamiento de los recursos que envía la cooperación internacional a Madre de Dios, como también el funcionamiento de una zona de tratamiento tributario especial.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica