La firma Macy's anunció este lunes que envió a la mayoría de sus 130,000 empleados a casa luego de que la pandemia de coronavirus le obligara a cerrar todas sus tiendas.

"En todas las marcas Macy's, Bloomingdale's y Bluemercury vamos a operar desde ahora con un mínimo de efectivos", indicó el grupo en un comunicado. "Esto significa que la mayoría de nuestros colegas estarán en desempleo técnico desde esta semana", añadió la nota sin detallar el número de personas afectadas.

El "desempleo técnico" supone que los empleados no son despedidos por la empresa sino enviados a su casa sin goce de sueldo pero conservando sus beneficios médicos.

El grupo empleaba a unas 130,000 personas al 31 de diciembre.

Los empleados que conservarán su empleo en las condiciones actuales son aquellos que se ocupan de comercio en línea, distribución y atención telefónica.

Macy's cerró todas sus tiendas desde el 18 de marzo, lo cual recortó sus ingresos a pesar de las ventas por internet.

"Perdimos la mayoría de nuestras ventas", destacó Macy's, que tomó otras medidas para tratar de sobrevivir.

Entre otras, suspendió el pago de dividendos, congeló contrataciones, anuló pedidos, detuvo gastos y pidió acceso a todas las líneas de créditos que le fueron acordadas.