El candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador recomendó este viernes iniciar, a la brevedad, la revisión del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y sus procesos de licitación con 15 expertos —cinco de su equipo, cinco del gobierno federal y cinco del sector privado— y determinar si debe continuar o no.

Al participar en el 29º Encuentro Mexicano de la Industria de la Construcción México Competitivo: Infraestructura Sostenible 2030, dijo que en caso de ganar la Presidencia se contará con un gobierno lícito, con utilidades y ofreciendo apoyo a la industria de la construcción que es la palanca de crecimiento en el país.

Ante empresarios de la construcción, López Obrador dijo: "No haremos nada a la fuerza... no habrá actos arbitrarios", respecto a la decisión que tomaría si gana el proceso electoral.

La propuesta, refirió, es en respuesta a la petición que le hizo el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para revisar el principal proyecto de Infraestructura que el candidato califica de faraónico y costoso, por 250,000 millones de pesos.

AMLO por primera vez se presentó por primera vez, en Guadalajara, ante el sector que tiene a su cargo la construcción del nuevo aeropuerto, que el candidato izquierdista ha reiterado que piensa cancelar.

Destacó que, en términos económicos, se puede decir que se está en condiciones de resolver el problema del actual aeropuerto con la construcción de dos pistas, que significaría un ahorro de 200,000 millones de pesos, es decir, en vez de gastar 250,000 millones el problema se resuelve con tan solo 50,000 millones de pesos.

Añadió que opinan que debe seguir operando el actual aeropuerto que está hecho en 600 hectáreas, y que se construyan dos nuevas pistas porque hay espacio suficiente.

Esta semana, Andrés Manuel manifestó que en la construcción del nuevo aeropuerto se han presentado actos de corrupción y criticó asignaciones directas opacas, por lo que le interesa conocer qué es lo que recibiría si gana la elección.

En el encuentro, Javier Jiménez Spriú, que trabaja con AMLO, reiteró que hay incertidumbre sobre el comportamiento de los suelos donde se construye la obra.

"El sitio donde se trabaja es el peor suelo posible", dijo. Aunque reconoció que los avances que ha logrado la ingeniería, se puede construir, pero, en este caso, se van a generar altos costos para darle mantenimiento por los hundimientos.

Por su parte el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, consideró que la sugerencia del aspirante presidencial genera certeza jurídica de que la construcción del aeropuerto seguirá.

"El acuerdo de generar diálogo para demostrar que sí es viable seguir lo haremos con cada uno de los candidatos", dijo el líder empresarial.

erp