Monterrey, NL. Con relación a las expresiones en contra de empresarios por parte del candidato a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León puntualizó que México necesita un diálogo que construya y no que divida, que escuche a todos y esté abierto al debate y a la generación de ideas, de lo contrario genera gran preocupación.

Juan Ignacio Garza Herrera, presidente de Caintra, aseguró que más de 10,000 micro, pequeñas, medianas y grandes empresas de Nuevo León alzaron la voz porque el sector empresarial no ha insultado al candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” y se sintieron agredidos al decir que son responsables de la debacle del país.

“Ni siquiera se ha mencionado su nombre y él en muy poco tiempo denostó y de forma grosera a los empresarios y no a cinco empresarios (…), lo que él dijo fue en contra de toda la empresa y aquí (en Nuevo León) los trabajadores reaccionaron y se sintieron agredidos: ‘si está así con el patrón está así conmigo’”, enfatizó.

Dejó claro que si la empresa grande deja de invertir, la mediana sufre y si la mediana deja de invertir la pequeña sufre y se afecta toda la cadena productiva.

También les preocupa que se pierda la libertad de expresión, la cual se ha ido construyendo  durante 20 o 25 años “y no la podemos perder, porque es muy peligroso”.

“Decir que somos los empresarios los responsables de la debacle del país lo cual no es cierto, no hay una debacle en el país, debacles en el sur del continente: en Argentina, Venezuela; en México no, aquí sí hay oportunidades, sí ha habido errores, claro que los hay, pudimos hacerlo mejor, pero de eso a una debacle económica, cuando se ha crecido positivamente los últimos 15 o 20 años, salvo 2008 o 2009”, recalcó.

Por ello, Caintra ha invitado a Andrés Manuel López Obrador, para intercambiar puntos de vista, sin embargo no se ha tenido respuesta por cuestiones de agenda del candidato. Sin embargo, la invitación está abierta, reiteró.

No ven disculpa

Garza Herrera, recordó que hace dos días, durante una visita de López Obrador a la entidad sacó un pañuelo blanco en un mítin, “él dijo que no está enojado con los empresarios, que se puede sentar a dialogar, siempre y cuando dejen de robar y trabajen de acuerdo a la Ley, eso no es pañuelo blanco, es volver a insultar”, dijo tajante el dirigente.

“Eso es como decir: dejen de robar y me siento con ustedes, estás diciendo que estamos robando, eso es lo que no estamos de acuerdo, (queremos) diálogo abierto, discutir ideas y punto, no denostar y menos sin pruebas”, apuntó.

A su vez, Guillermo Dillon Montaña, director general de Caintra, comentó que durante la reunión de Consejo Directivo, los representantes de las pymes externaron su profunda preocupación por las declaraciones de este candidato, porque si se afecta a las grandes empresas de las que son proveedores, se verán afectados ellos, así como cientos de trabajadores.

Por su parte, Garza Herrera, declaró que no se debe poner a México como responsable de los problemas de corrupción e inseguridad, porque es riesgoso, propuso entonces razonar y ver quién va a pagar esos platos rotos, no el país.

“Hay un tejido social que ha sido difícil de construir, que es muy fácil de destruir, que si se ve golpeado, si se ve amenazado, el impacto social en México es muy fuerte, es la parte que es tema de preocupación (de Caintra”, concluyó Guillermo Dillon.

abr