Tras convertirse en acreedor de 3,133 millones de pesos por parte del Fondo Sectorial de la Secretaría de Energía (Sener) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) aseguró que cuenta con un plan para la detonación de la industria del gas de lutitas (shale) en el país.

El brazo de investigación de Petróleos Mexicanos (Pemex) detalló que iniciará las actividades que le fueron encomendadas para el uso del recurso con la obtención de sísmica 3C y 3D en las áreas delimitadas del norte del país: Galaxia, en Burgos, y Limonaria, en Tampico Misantla.

Con ello detectará las fracturas en la tierra para posteriormente predecir zonas de paquetes sedimentarios frágiles o dúctiles; también se hará la evaluación, definición y jerarquización de los resultados para determinar si se trata de áreas con gas o petróleo shale.

Al incorporar los hallazgos científicos a estudios previos, se podrán realizar simulaciones operativas para delimitar numéricamente los yacimientos y entregarle a Pemex el mapa de los plays que puede comenzar a explotar.

Una vez concluidas estas actividades, el IMP también realizará el diseño de la perforación y el terminado de los potenciales pozos de la zona para que su explotación se realice con el menor equipo posible.

Con base en programas internacionales y experiencias en otros ámbitos, se realizará un manual de procedimientos ambientales y sociales específico para cada una de las zonas, detalló el organismo en un comunicado.

Finalmente, el IMP informó que pretende canalizar una parte de los recursos en la formación de expertos en el tema de recursos no convencionales, así como en analistas especializados en lectura y procesamiento de datos sísmicos que trabajarán dentro de un nuevo centro de estudios dentro del IMP dedicado concretamente a estas actividades.

[email protected]