Lintel anunció inversiones por 200 millones de dólares para la construcción de tres nuevos desarrollos que generarían alrededor de 15,000 empleos en el país.

El director comercial de la desarrolladora de parques industriales, Miguel Ángel Barreda, así como el gerente de atracción de nuevos proyectos, Claudio Brehm, informaron en conferencia que con los tres nuevos parques sumarán 13 complejos.

Con lo anterior, la firma mexicana se consolida como el desarrollador del primer modelo de Parque Regional en América Latina.

NOTICIA: Lintel trabaja en segundo parque

Los nuevos proyectos incluyen dos en Colinas de Apaseo, en el corredor Guanajuato-Querétaro y uno más en Colinas de León, también en Guanajuato, en donde esperan nuevas inversiones de diversos sectores, en específico del automotriz.

En ese sentido, Barreda estimó que podrían tener entre 25 y 30 empresas en cada uno de dichos parques, con una superficie de alrededor de 10,000 metros cuadrados por cada emñresa y un nivel de generación de empleos de entre 3,000 y 5,000, en cada una.

NOTICIA: Lintel invierte 23 mdp en parque industrial en Guanajuato

Precisó que los parques están diseñados para permitir cualquier manufactura ligera, aunado a que se esperan proveedores automotrices, aunque también prevén dar servicio a la industria aeroespacial y de consumo, así como a la farmacéutica, entre otros.

Los parques estarán cien por ciento desarrollados con infraestructura robusta, explicó.

NOTICIA: Inversionistas chinos construirán parque industrial

El concepto de parque regional deriva de la capacidad de Lintel de albergar a empresas de distintos sectores en cada uno de los parques industriales, que en este caso en alrededor del 80% son del sector automotriz.

Señalaron que en los nuevos parques están interesados proveedores de Toyota y BMW, cuyas plantas armadoras estarán operando en el corto plazo en México.

Adelantaron la inversión de la alemana Continental Teves, la cual fabricará calibradores para frenos en su parque de Colinas de San Luis, que en su primera fase estima la generación de unos 600 empleados.

mac