Líderes empresariales de México, Estados Unidos y Canadá destacaron la importancia de la próxima Cumbre de Líderes de América del Norte, la primera en los últimos cinco años.

El pronunciamiento se hizo conjuntamente por Lance Fritz, Presidente del Consejo, presidente y director general de Union Pacific Corporation y líder del Comité de Comercio y Asuntos Internacionales del Business Roundtable; Juan Gallardo Thurlow, presidente del Consejo de CULTIBA y líder del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo Mexicano de Negocios, y Don Lindsay, presidente y director general de Teck Resources Limited y presidente del Business Council of Canadá.

“La reunión trilateral de Líderes llega en un momento crítico para nuestro continente, ya que nuestros países continúan trabajando juntos para responder a la pandemia de Covid-19, fortalecer las cadenas de suministro y garantizar una América del Norte competitiva y próspera".

En su reunión, instamos a los tres líderes a enfocarse en promover una agenda de competitividad, resiliencia, innovación y sustentabilidad en América del Norte y comprometerse con la cabal implementación del T-MEC”, dijeron en un comunicado.

El año pasado, Estados Unidos, Canadá y México ratificaron el T-MEC que actualizó la asociación económica de América del Norte. El T-MEC sienta las bases para la competitividad y la prosperidad de las tres economías. “El pleno cumplimiento de los compromisos del acuerdo posicionará a los tres países para competir en una economía global”, añadieron los líderes.

Las tres organizaciones instaron a los Líderes a trabajar juntos en una asociación económica integral y una agenda trilateral de América del Norte para:

  • Mejorar la competitividad y el liderazgo en innovación de América del Norte.
  • Aprovechar el T-MEC para establecer cadenas de suministro regionales diversas, flexibles y resilientes; mejorar la independencia energética y la sostenibilidad; apoyar la economía digital y facilitar el comercio en beneficio de empresas, agricultores y trabajadores en los tres países. Esto incluye abordar los desafíos actuales de implementación del T-MEC.
  • Trabajar en colaboración para atender el cambio climático y garantizar la seguridad energética de América del Norte.

Los líderes empresariales afirmaron que continuarán su trabajo con los tres gobiernos para construir una economía regional más competitiva e innovadora que beneficie a todos los ciudadanos de América del Norte.

roberto.morales@eleconomista.mx