Aunque con una caída interanual de 32.8%, México lideró a los países de América Latina en cuanto al mayor monto de inversiones productivas realizadas en el extranjero en el 2011, con un desembolso de empresas mexicanas de 9,600 millones de dólares.

Le siguieron Colombia, con salidas de Inversión Extranjera Directa (IED) de 8,300 millones de dólares, un aumento de 27.5%, y Chile, con 7,300 millones de dólares, un descenso de 16.3%, informó la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

Brasil, que en el 2010 se ubicó en segundo lugar, detrás de México, se rezagó al registrar incluso un saldo negativo de 9,300 millones de dólares, lo que implica que esa cantidad en términos netos fue desinvertida en el extranjero por parte de empresas brasileñas.

Las firmas mexicanas destinaron 9,400 millones de dólares en inversiones nuevas, conocidas ?greenfield investment, que se refieren al establecimiento de plantas de manufactura, instalaciones, oficinas y otras estructuras físicas relacionadas con una compañía.

Las nuevas inversiones de México crecieron 349% frente al 2010 y contrastaron con la cifra mundial, puesto que ésta fue de 902,800 millones de dólares, una baja de 0.2% a tasa anual.

El crecimiento de las salidas de IED en el 2011 no se trasladó a una expansión equivalente en capacidad de producción, dado que éstas se debieron en gran parte a fusiones, adquisiciones e incrementos en el monto de reservas en efectivo mantenidas por filiales extranjeras , indicó la UNCTAD.

A nivel global, las emisiones de IED sumaron 1 billón 664,000 millones de dólares, un incremento de 16.5% a tasa anual, aunque 25% todavía más abajo que el nivel máximo del 2007.

Los envíos de IED estuvieron encabezados por Estados Unidos, con 383,800 millones de dólares, un alza de 16.7%, muy por delante de Japón (115,600 millones), Francia (106,600 millones) y Reino Unido (103,000 millones).

Las cifras se generaron sobre la base de 102 economías del mundo, de las cuales las cifras corresponden a periodos completos del 2011 o datos hasta el tercer trimestre y proyecciones propias, con un corte hasta el pasado 3 de abril.

rmorales@eleconomista.com.mx