Pese a que en la licitación de un par de hilos de fibra óptica de CFE participará un único grupo conformado por Televisa, Telefónica y Megacable, este proceso generará infraestructura, inversiones, aumentará la provisión y competencia en la provisión del servicio de banda ancha, aseguró Diego Gamboa, analista de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Sin embargo, dijo, también se debe tomar en cuenta que existen obstáculos para el desarrollo de la banda ancha en México como el factor precio, tanto en el acceso al servicio, como en los precios de los dispositivos y la alfabetización.

Gamboa destaca que es fundamental para las inversiones que se cumpla el grueso de las modificaciones regulatorias, la primera licitación dos hilos no es suficiente, pero mete a tres grandes jugadores .

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la licitación del par de hilos de fibra óptica de la CFE se realizará con un único postor: el consorcio formado por Televisa, Telefónica y Megacable.

Velocidades, el lastre

Signals Telecom destaca que en Internet de banda ancha, la oferta residencial de México es menor a la que se ofrece en otros mercados de América Latina y el Caribe, en términos de velocidad de bajada.

En países como Brasil, Chile, Colombia, Jamaica y Trinidad y Tobago, dice, por ejemplo, los operadores de televisión por cable han presionado al operador dominante a mejorar su oferta al lanzar paquetes que superan los 10 Mbps de velocidad.

Sin embargo, reconoce que aunque en México, empresas como Megacable ofrecen esta velocidad, está limitada a un sector muy reducido de la población por los altos costos que representa el acceso.

En México, los cableros han sido más lentos en incrementar las velocidades de sus accesos a banda ancha , dice Signals Telecom.

Y es que, dice, los operadores mexicanos tienen que invertir fuertes cantidades de dinero para poder aproximarse a las velocidades que ofrecen las cableras latinoamericanas y caribeñas.

[email protected]