Con el fallo de la licitación de frecuencias de televisión en el primer trimestre del 2015, concluirá uno de los procesos más emblemáticos del sector de la radiodifusión a partir de las reformas traídas por la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Se trata de la primera licitación de TV abierta en la historia de México, de la que podrían resultar hasta dos cadenas con cobertura nacional. En total son 246 frecuencias de televisión, divididas en dos bloques de 123.

Luego de la amplia expectativa por el inicio del proceso y los eventuales participantes, finalmente el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) reveló que el Centro de Información Nacional de Estudios Tepeyac, de Mario Vázquez Raña; Cadena Tres, de Olegario Vázquez Aldir, y Grupo Radio Centro, de Francisco Aguirre, buscan competir y quitarle participación a los dos grupos que concentran el mercado: Televisa y Televisión Azteca.

Ambas televisoras dominan 99% de los ingresos por publicidad en el mercado, 95% de las concesiones comerciales y 96% de la audiencia.

Ahora, en el proceso que lleva cabo el IFT, los tres grupos que participan en la licitación de TV debieron presentar una oferta mínima de referencia de 830 millones de pesos y entregar una garantía de seriedad por 425 millones de pesos.

El IFT destacó: Ésta es la primera vez que se realiza un procedimiento licitatorio en el país para adjudicar frecuencias de espectro para la prestación del servicio de televisión abierta , con lo cual se busca promover mayor competencia en este mercado en beneficio de los usuarios.

Poca competencia

Sin embargo, el que sólo sean tres grupos los que se disputan las frecuencias no terminó de convencer a diversos analistas, quienes ven en la poca competencia una contravención al espíritu de la reforma en telecomunicaciones.

Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy&Law, calificó como mediocre el que sean sólo tres grupos los que participan en el proceso.

Desde el senado, Gerardo Flores, secretario de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, dijo que habría que revisar qué está provocando que haya únicamente tres interesados .

El mercado de la publicidad se dividirá entre más, pero no habrá variación en los contenidos. El Instituto dijo que 40% de la decisión se basará en la postura económica y 60% en la cobertura, pero Agustín Ramírez, presidente de la Amedi, dijo que no habló de la oferta programática .

Para el despliegue de una cadena nacional se requerirán inversiones millonarias, se habla de por lo menos 1,000 millones de pesos.

Sin embargo, derivado de las nuevas regulaciones a partir de la reforma y recién aprobada ley de telecomunicaciones y radiodifusión, Televisa está obligada a compartir infraestructura pasiva, lo cual beneficiará a los nuevos entrantes.