El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, calificó de fundamental y de una prioridad que en el actual periodo ordinario de sesiones del Congreso se aprueben las leyes secundarias de la reforma energética, las cuales deberán estar a la altura de las expectativas.

Durante su participación en la 22 Reunión Plenaria de Consejeros de Banamex 2014, el funcionario expuso que ese plazo del periodo legislativo, que concluye el próximo 30 de abril, es una instrucción del presidente Enrique Peña Nieto.

Aseguró que las leyes secundarias no solamente tienen que estar a la altura de las expectativas, sino a la altura de la reforma constitucional .

No vamos a tener como país otra oportunidad como esta; en materia energética, las leyes secundarias son tan importantes como la reforma constitucional que removió obstáculos, ahora las leyes secundarias especificarán cuál es el camino para generar empleos y para reducir el costo de la energía en México , señaló.

Calificó por ello como fundamental y una prioridad para el gobierno que en el actual periodo de sesiones se procese la reforma energética, pues así lo estamos trabajando con el Congreso , y que estas leyes estén a la altura de las expectativas y del potencial que hoy da la Constitución.

El titular de la SHCP refirió que hay elementos fundamentales que deben reflejarse correctamente en las regulaciones secundarias en la materia.

Sobre las Reglas de Contenido Nacional, la reforma es una gran oportunidad para detonar el desarrollo industrial de México, así como nuevas industrias y capacidades, tal como lo mandatan sus artículos transitorios.

De ahí, continuó, las leyes secundarias tienen que estar a la altura de esas expectativas que permita la incursión con éxito de muchas empresas que aún no participan en el sector energético, porque éste ha sido dominado por la empresa pública.

El mandato es aprovechar la reforma energética como una gran oportunidad para fortalecer a las empresas mexicanas no solo como proveedores, sino también como jugadores de éxito en este nuevo espacio y oportunidad que se abre, insistió.

Respecto a la reforma hacendaria, Videgaray Caso aclaró que no se incluyó el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en medicinas y alimentos porque eso significa un carga mayoritariamente a los pobres de México.

Dijo que se optó por una reforma progresiva, que grave más a aquellos que ganan más, y que distribuyera la carga en distintos instrumentos de carácter tributario.

Es una reforma significativa en términos de recaudación, por lo que se espera que en 2018, ya que este totalmente implementada, aporte aproximadamente 2.5 puntos porcentuales del PIB respecto a la recaudación actual, destacó.

El funcionario comentó que ahora le toca al gobierno dar certidumbre en la materia, puesto que la incertidumbre tributaria es un mal que inhibe la inversión, al no saber cuáles serán las reglas y los impuestos , por lo que se trabaja para hacer público este mes de febrero el pacto fiscal.

En este acuerdo, reiteró, el gobierno se comprometerá a no presentar iniciativas y no apoyar la creación de nuevos impuestos, es decir, que no se cambien las reglas respectivas por lo menos en un periodo de tres años.

Hemos ya hecho una reforma tributaria, ahora lo que corresponde es generar certidumbre a las familias, a los trabajadores y a las empresas, a fin de tener un ambiente propicio para la creación de empleos y la inversión , añadió.

apr