El trabajo de diputados y senadores durante el último periodo ordinario de la LXI Legislatura arrojó que de las 3,376 iniciativas presentadas, sólo 5.1% (alrededor de 173) fue aprobado, por lo que es inadmisible que el Congreso se apruebe bonos extraordinarios por 230 millones de pesos, de manera injustificada, cuando su productividad es nula, se quejó Jorge Dávila Flores, líder del sector comercio del país.

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) lamentó que sigan pendientes reformas trascendentes, como la laboral, energética, educativa, seguridad nacional y otras que permitirían al país crecer 7% y generar más de 1 millón de empleos por año.

A través de un comunicado, el empresario estableció que la Iniciativa Privada otorga bonos cuando existen méritos a la productividad, la asistencia, la puntualidad, el cumplimiento de metas y otros parámetros profesionales.

De las 3,376 iniciativas presentadas en el Congreso a lo largo de la actual LXI Legislatura, sólo 724 fueron dictaminadas, lo que significa 21.4%, pero apenas 173 fueron aprobadas, es decir, 5.1%, resultado de productividad y eficacia de los representantes populares, que deja mucho que desear.

PROPONDRÁN TIJERETAZO

El sector empresarial propondrá a los diferentes candidatos presidenciales que impulsen la reducción del número de integrantes del Congreso de la Unión: que los diputados disminuyan su número de 500 a 300, eliminando 100 de los 300 de mayoría relativa o voto directo y otros 100 de los 200 de representación proporcional o plurinominales.

Para el Senado, dijo, la propuesta es que, de los 128 representantes, se reduzca el número a sólo 96, eliminando los 32 de la primera minoría, porque éstos, en realidad, perdieron la elección.

[email protected]