Guadalajara, Jal. Derivado de la baja rentabilidad de la producción lechera en el estado, ganaderos han migrado a otras actividades económicas. Carniceros, abarroteros y hasta peones de albañil son algunos de los oficios que ahora emplean al otrora privilegiado grupo de productores lecheros de la región.

Aunque no cuenta con cifras exactas, la Unión Ganadera Regional de Jalisco (UGRJ) estimó en 5,000 el número de productores que han abandonado la actividad debido a que ya no es rentable.

Adalberto Velasco, Tesorero del organismo, comentó: Muchos de nuestros productores son gente mayor de 50 años; algunos mantenían sus vacas con los dólares que les mandaban sus hijos de Estados Unidos y al llegar la crisis allá, muchos ganaderos tuvieron qué vender sus vacas y se fueron retirando de la actividad .

Refirió que la compra del lácteo por parte de la industria y de Liconsa a un precio inferior al costo de producción, además de la competencia desleal que constituyen para el sector las fórmulas lácteas que se venden en el mercado, y la excesiva importación de leche en polvo han orillado a los productores lecheros a buscar una actividad complementaria que les ayude a sacar el gasto familiar.

De acuerdo con la UGRJ, los productores lecheros de la región reciben un pago promedio de 4.30 pesos por cada litro mientras al consumidor final se le vende entre 11 y 13 pesos por litro.

Lo único que estamos buscando es que al productor se le pague a 5.70 cada litro porque todos los insumos han subido sobre todo lo que tiene qué ver con la alimentación de las vacas , afirmó.

[email protected]