Luego de que el Juez James L. Garrity le rechazara a Latam Airlines su financiamiento DIP (Debtor In Possession), la aerolínea presentó un nuevo mecanismo que deja de lado la polémica fórmula que les permitía a los aportantes del Tramo C y propietarios de la firma aérea transformar su deuda en acciones. Sin embargo, mediante el Hecho Esencial emitido a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), Costa Verde reveló que podrían optar a convertir su actual crédito, que bajó de 250 millones a 200 millones de dólares, en papeles de la compañía, si cumplían con un quorum de 2/3 de los acreedores durante la negociación del pago de la deuda de Latam Airlines.

“El Tramo C contempla, para el evento de ser aprobada esta modificación, una opción para que los acreedores que aprueben el pago mediante suscripción de acciones de Latam, adquieran los créditos comprometidos y desembolsados por Knighthead Capital con anterioridad a su capitalización”, detalla.

La tasa de interés del nuevo financiamiento DIP se mantiene en un 27% y no hay premio, pues éste será fijado en las negociaciones con los acreedores si se opta a la convertibilidad de la deuda en acciones.

La Nueva Propuesta de Financiamiento Preferente, donde la aerolínea busca comprometer 2,450 millones de dólares, serán aportados por el tramo C 1,150 millones de dóalares. Costa Verde desembolsaría 200 millones de dólares, Qatar Airways 500 millones de dólares y Knighthead Capital, Jeffries y otras instituciones 250 millones de dólares.