Latam envió el pasado lunes 21 de septiembre un reporte al Tribunal Superior del Trabajo (TST) de Brasil, informando que podría despedir a más de 1,200 pilotos y tripulantes si no consigue un acuerdo para reducir de manera permanente la remuneración de los trabajadores.

En agosto, la compañía aérea, en recuperación judicial, ya despidió a 2,743 tripulantes en el país, como parte de sus esfuerzos para reducir costos y ajustar su estructura a la demanda afectada por la pandemia de Covid-19.

Mientras que las aerolíneas Gol y Azul pactaron con el Sindicato Nacional de Aeronautas (SNA) una reducción temporal de la jornada de trabajo y salarios hasta fines de 2021, Latam buscó realizar una reducción permanente de los sueldos, pero su plan fue rechazado por casi 90% de los tripulantes.

Tras los despidos de agosto, la compañía y el sindicato retomaron las negociaciones para evitar la salida de otros 1,200 trabajadores.

En el documento enviado al TST, la compañía afirmó que registra actualmente un excedente de 1,200 tripulantes, de los cuales 400 son pilotos. La compañía tiene como meta reducir en 20% los gastos por planilla de pagos a los aeronautas.

En el documento Latam afirma además que las unidades del grupo en Chile, Ecuador y Perú cerraron acuerdos con sus tripulantes para reducir las remuneraciones en aproximadamente 25%, restando sólo una definición en Brasil y Colombia.

kg