La resolución de la CFC por la que revocó la multa, calificada como histórica, es positiva para los consumidores, aunque las propuestas de Telcel se quedan cortas, coinciden expertos.

Alejandro Cantú, director jurídico de Telcel, aseguró que la revocación de la multa y las propuestas que hizo la empresa ponen fin a lo que pudo ser un enfrentamiento en los tribunales por años.

Explicó a El Economista que el primer plazo establecido es de 10 a 30 días para que Telcel entregue la documentación a la CFC respecto del cumplimiento de compromisos.

Irene Levy, presidenta de Observatel, consideró como buena la resolución de la CFC debido a que la multa no iría a los consumidores, pero sí las mejores prácticas por parte de la empresa.

Gerardo Flores, presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía de la Cámara de Diputados, dijo que la autoridad reguladora se fue por el enfoque de que más vale un buen arreglo que un mal pleito .

Al hacer propuestas, la empresa reconoce las prácticas encontradas por la CFC y se ve obligada a ofrecer compromisos en condiciones para quitarse la multa y ofrecer mejor calidad de competencia.

Es un resultado positivo en el sentido de que Telcel se allana frente a la CFC y reconoce haber incurrido en ciertas prácticas.

Gerardo Soria, presidente del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET), cuestionó la actuación de la CFC tras la resolución por la que revocó la multa a Telcel, pues la única razón para revocar la sanción es que la decisión haya estado basada en un acto arbitrario, sin sustento jurídico y en un expediente mal integrado.

En tanto que no aseguran que se elimine completamente la práctica anticompetitiva de ofrecer tarifas diferenciadas entre las llamadas a números Telcel y las que se hacen a números de otros operadores.

cjescalona@eleconomista.com.mx