Las recientes mediciones de Comscore y Shareablee registran que 80% de los mexicanos tiene acceso a redes sociales, un alcance similar al de los países más grandes de Latinoamérica (88% en Brasil y 83% en Argentina).

A escala regional, los usuarios visitan los Social Media unas 15 veces al mes, con un consumo total de 180 minutos en promedio y 11 minutos por visita. Estos datos evidencian que el potencial publicitario de las redes sociales es enorme, competitivo y dinámico.

Las marcas que deseen implementar estrategias efectivas deben saber dónde está el usuario, cómo se comporta y qué contenidos prefiere. Y si quieren incorporar a infuencers en las estrategias de difusión de productos y/o servicios, es importante conocerlos en profundidad.

Ese trabajo podría comenzar con las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál influencer está ganando terreno en cada categoría?
  • ¿Cuál plataforma debería incluir en el plan y con cuál influencer?
  • ¿Qué tipo de métricas podemos ver para cada campaña, basado en el performance histórico del publisher?
  • ¿Ha trabajado este influencer antes con mi competidor?

Los atributos para incluir a un influencer como parte de una campaña publicitaria son bien variados:

  • cantidad de seguidores
  • visualizaciones
  • intereses en común con la marca
  • lealtad de su audiencia
  • veracidad en el contenido
  • capacidad para desarrollar native content
  • altos índices de conocimiento

Eso podría resumirse en tres valores:

  1. Audiencia/Alcance
  2. Confianza/Autenticidad
  3. Poder de Innovación

El uso de influencers muestra un porcentaje de interacción de 20% en América Latina, un número alto en relación a otros contenidos (alfombra roja, preguntas y respuestas, cobertura de noticias, etc).

Los músicos y los atletas, con cerca de 20% de las preferencias, ocupan lo más alto de las categorías de influenciadores por nivel de interacción total.

No basta únicamente con que un influencer pertenezca al mundo de una marca para ser embajador. Al igual que cualquier estrategia digital, el uso de publishers debe estar sustentado en métricas precisas, planificación y una correcta evaluación del retorno de la inversión.

En Comscore hemos visto en América Latina la gran oportunidad que tienen los generadores de contenidos y los influencers de demostrar el valor, relevancia y engagement potencial de estas nuevas formas de inversión publicitaria para los anunciantes.

Recomendamos que no sea una decisión basada en la moda sino en datos. La concordancia con el target, credibilidad, tono, y audiencias relacionadas ayudarán a que la posibilidad éxito de las campañas sean mayores para los anunciantes.

Fernando Vega es Social Solutions Manager de Comscore América Latina. Comscore es socio de El Economista para la realización del Ranking de Medios Nativos Digitales.