El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), Gloria Guevara, recomendó a México revisar los niveles de ocupación hotelera establecidos por las autoridades en el actual proceso de reapertura por la pandemia del Covid-19, porque existen ya protocolos que garantizan la salud de los viajeros.

“En Europa, en Asia, en muchos destinos en el mundo que monitoreamos no se imponen máximos de ocupación hotelera. Los protocolos que nosotros definimos a nivel global son con el conocimiento de las cadenas hoteleras, muchos de ellos ofrecieron sus cuartos a doctores y enfermeras en Nueva York, Madrid, Milán. Ofrecieron esos cuartos a gente que estaba atendiendo pacientes infectados con el virus a todo lo que da y no decíamos que debían estar al 30, 40 o 70%, los hoteles estaban al 100% siguiendo los protocolos”, dijo su presidenta, Gloria Guevara,

Durante su participación en el encuentro virtual “Retos y oportunidades de la hospitalidad en la nueva normalidad”, organizado por El Economista, precisó: No quiero entrar en polémica ni cuestionar ninguna recomendación, pero lo que están diciendo los empresarios del sector es relevante, hay costos fijos, ha sido un deterioro fuerte en el sector, siguen los gastos. En el webinar participaron dos empresarios del sector que manifestaron sus comentarios sobre los procesos de reapertura, recuperación, estimulación de la demanda y promoción, entre otros temas.

Reactivar viajes con bajos precios, la estrategia

El presidente de la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH), Luis Barrios, destacó la importancia de estimular, en este momento, la demanda en su sector con precios accesibles y una gran comunicación con el mensaje de que se están tomando las medidas necesarias para reducir riesgos de contagio del Covid-19 en los hoteles, por lo que se puede viajar.

“Hoy, debido a que estamos confinados, hay una demanda reprimida que ojalá tome la ventaja de los precios y nos ayude a dar un brinco al principio, los primeros meses, y luego tome su derrotero natural. Aunque tenemos certeza de que estamos concentrados en la pandemia, amaneceremos en una economía recesiva. La diferencia entre este y otros países es que acá no hay apoyos del gobierno”, comentó.

Otras de las alternativas del sector son la difusión tarifas las dos por uno o noches adicionales (como ya lo están haciendo en sus sitios web) que pudieran hacer que la temporada baja de septiembre a noviembre tenga, en este año, una variante y se reciban a turistas nacionales e internacionales (principalmente de Estados Unidos, por la cercanía y la amplia conectividad aérea que existe).

El también presidente de Hoteles City Express, Luis Barrios, recordó la importancia de trabajar conjuntamente con las autoridades turísticas y de salud en el país. En abril, mayo y principios de junio, de sus 152 hoteles, 67 estuvieron abiertos con las capacidades establecidas (el 15%) y 14 estuvieron dedicados a hospedar a personal médico, lo que permitió establecer acciones sanitarias que luego se convirtieron en protocolos a implementar con todos los huéspedes de los establecimientos.

En dicho periodo hubo situaciones inesperadas que lograron resolver gracias a la participación acertada y coordinada con el gobierno, porque los dejaron superar esos límites cumpliendo estrictamente las medidas sanitarias.

  • Consulta en esta liga los contenidos de todas las ediciones de los webinars Laboratorio de Soluciones de El Economista.

Necesaria, la participación de la IP en protocolos sanitarios

La presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), Gloria Guevara, consideró que la difusión de los protocolos sanitarios que han desarrollado junto con autoridades y especialistas para empresas de todos los tamaños ayudan a disminuir el miedo a viajar e insistió en la urgente necesidad de que los gobiernos brinden ayudas al sector privado.

“Hay un gran debate: el turismo o la salud. No es así, pueden ser los dos y recuperarnos a pesar de que no haya una vacuna todavía”, comentó.

A partir de la experiencia de otras crisis sanitarias, dijo, es claro que los empresarios deben participar en las acciones que se tomen en los países durante los procesos de recuperación para que sea más rápido y se actúe de forma consistente en los diferentes espacios (hoteles, aeropuertos, aviones), para que no haya diferencias que causen confusión.

Como ejemplo de una aplicación estricta de controles y pruebas, en China ya se logró la recuperación del 80% de los viajeros domésticos “Los protocolos generan confianza. En este tema, el sector hotelero cuenta ya con gran experiencia”, agregó.

Al preguntarle a la representante del WTTC sobre las medidas de los gobiernos que considera exitosas, destacó entre las más de 150 iniciativas registradas tres: en países de Europa y Asia se pusieron en suspensión los contratos laborales y el gobierno ayudó a pagar diversos porcentajes, lo que evitó despidos, la facilidad para otorgar créditos sin intereses de la banca de desarrollo o comercial para dar liquidez a las empresas y apoyos fiscales en diversos niveles.

En contraste, no ha funcionado que se apoye con créditos a pymes condicionando activos o teniendo otros créditos, porque se complican más, además de que es necesario identificar a cada uno de los sectores a ayudar, porque no todos tienen el mismo nivel de impacto.

Reapertura hotelera llegará al 90% este mes

En plena recuperación por la pandemia del Covid-19 y con la bola de cristal aún nebulosa, la posibilidad de que lleguen más turistas a los destinos está latente. En el sector hotelero ya está la transición de responder preguntas a sus clientes a generar reservas para agosto y los siguientes meses.

El director del Grupo Palace Resort, José Chapur, comentó que de acuerdo a la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH), durante este mes se abrirán 173 hoteles afiliados atendiendo los protocolo requeridos, los cuales se sumarán a los 331 que retomaron actividades el mes pasado, lo que representa ya el 90 por ciento.

“Las cadenas han abierto poco a poco, es más costos operar a bajo del 20% de ocupación que tener cerrado un hotel. Sin embargo, los colaboradores han estado ansiosos de regresar a trabajar. Las aperturas de este mes son para activar el turismo, líneas aéreas, agencias de viaje. Es difícil pensar que cuando abramos tengamos el 30% de ocupación que es lo que marca el semáforo naranja. Hay lugares de 15 y 10 por ciento”, explicó.

A pesar de esas cifras, considera que pueden tener variaciones al alza por diversos factores.

Para julio estima una ocupación del 26%, aunque se pueden presentar esos “buenos problemas” de mayor ocupación al autorizado en algunos sitios, como Cancún.

“Alguien en una junta con el gobernador de Quintana Roo hace algunos días preguntó: cómo le voy a hacer con el 30% de ocupación permitido si habrá días que llegue al 60% o baje al 15 por ciento. Por la celebración del día de la Independencia de Estados Unidos (el próximo fin de semana) tendremos quizá el 60% y qué pasará si el gobierno me encuentra el 60%, habrá sanciones, aunque esté en condiciones de hacerlo porque estoy debidamente preparado”, agregó Chapur.

  • Consulta en esta liga los contenidos de todas las ediciones de los webinars Laboratorio de Soluciones de El Economista.

[email protected]