El gran freno de la economía mexicana es la falta de una reforma laboral, lo cual resulta "triste" que México no pueda superar los crecimientos de las economías emergentes, cuando ha demostrado ser un ejemplo internacional en solidez macroeconómica, afirmó Bruno Ferrari, secretario de Economía y el sector empresarial, tras dar el arranque formal de la Cumbre del B20, que dará la bienvenida a 200 líderes empresariales del mundo.

El funcionario dijo que entre los principales retos del gobierno federal se encuentra la reforma laboral, lo que consolidaría el crecimiento económico que mantiene el país, el cual es superior al de economías desarrolladas.

"No hay una reforma laboral que pueda hacer un cambio radical en el crecimiento de México, es verdaderamente triste que no tengamos una reforma laboral que pueda hacer crecer todavía mas a nuestro país", estableció en conferencia de prensa. Si tuviéramos reforma laboral sin duda creceríamos más, insistió.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente de la Coparmex, instó al legislativo a poner en la mesa de discusión la reforma laboral, ya que la actual Ley Federal del Trabajo cuenta con deficiencias que frenan la productividad y competitividad del país.

México es sede y ocupa la presidencia durante este año del Grupo de las 20 economías industrializadas y emergentes (G20), cuya reunión dará pauta a la participación de Ceos y directores de empresas globales y más importantes de las naciones de este grupo.

Alejandro Ramírez, presidente del Comité organizador, integrado por el Comce y la Coparmex, informó que México centrará la reunión de empresarios en seis ejes: crecimiento verde; tecnologías e innovación; seguridad alimentaría; inversión y comercio; empleo y anti corrupción.

El director de Cinepolis precisó que la agenda del Business 20 (B20) dará continuidad a los acuerdos y compromisos adquiridos en la cumbre de Cannes de 2011, pero lo primordial será propiciar la generación de propuestas claras y puntuales en cada una de las temáticas.

El titular de Economía dijo que México aprovechará la reunión de los líderes de empresas para atraer inversiones y hacer negocios, por lo que el gobierno federal trabaja en la desregulación y simplificación de trámites, cuenta con las mejores garantías para el crédito a las pequeñas empresas, mientras que las condiciones de macroeconomía fuerte da credibilidad a nuestro país ante la comunidad internacional.

"México tiene para seguir captando inversiones y difundir lo que hemos hecho bien, se le reconoce por su desregulación y fortalecimiento del mercado interno, y ahora se le reconoce mas porque a pesar de que todo el mundo iba por el proteccionismo, México no y eso le ha representado que ahorita crezcamos mas que otras economías, si hay retos muy grandes y que cumplir... La reforma laboral", expresó Bruno Ferrari.

lgonzalez@eleconomista.com.mx

klm