Puebla, Pue. El 50% de 1,000 restaurantes decidieron bajar la cortina ante la caída en ventas por la contingencia del coronavirus (Covid-19), en tanto el resto funciona con poco personal para tener ahorros en los gatos de operación. 

Olga Méndez Juárez, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), lamentó esta situación, pero si la gente no sale y que es comprensible por la pandemia, los socios deben tomar medidas para hacer frente

Insistió que todos los negocios están en una situación complicada y sin poder hacer mucho para reactivarse en este mes de abril que se emitió la declaratoria de emergencia.

Puntualizó que los empresarios entienden a las autoridades de aplicar medidas drásticas, con el cierre temporal de espacios con afluencia , entre ellos restaurantes y cafeterías, los cuales son pequeños y medianos que van al día desde antes de la contingencia porque en los tres primeros meses del año hay baja venta por la cuesta de enero.

Consideró complicado que los negocios aguanten más de un mes cerrados, porque más del 90% renta locales para operar.

Méndez Juárez dijo que si bien el gobierno federal descartó un programa de incentivos fiscales ante la contingencia, espera que los municipios de Puebla y la zona metropolitana tengan voluntad de ayudar a las Pymes, que mantienen la actividad económica del país.