Después de un primer trimestre dorado , el sector minero mexicano se prepara para completar un 2010 que podría ser uno de sus mejores años desde mediados de la última década.

En su último reporte sobre el tema, Grupo Financiero Ixe prevé que el de la minería será el mayor de los crecimientos sectoriales con cambios positivos en ventas y EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) de hasta 36 y 71%, respectivamente, cifras ligeramente menores a los excepcionales datos registrados, por ejemplo, en el 2004.

Y aunque detrás de dichas cifras se oculta una inusualmente baja base de comparación debido a la crisis de los precios de algunos metales en el 2008, no es de despreciarse el sensible aumento esperado en volúmenes de venta, que podría promediar al cierre del año poco más de 26 por ciento.

Así, analistas del sector coincidieron en que más allá del favor que hacen los disminuidos datos del año pasado a los del actual, la presente dinámica de la economía invita a pensar en que hay razones estructurales para que la minería se mantenga fuerte durante un buen tiempo.

Pese a las recientes señales de astringencia monetaria en China -el mayor consumidor de metales industriales del mundo-, es previsible que continúe con una inercia de crecimiento fuerte, por lo que su demanda de metales como el cobre debería sostenerse , comentó Karla Peña, de Vector Casa de Bolsa.

Metales Siguen siendo un buen refugio

Otro factor lo representa el hecho de que con la actual volatilidad en los mercados financieros -que bien podría persistir por tiempo considerable-, los metales preciosos seguirán siendo un refugio para los inversores cautelosos, con lo que su precio se mantendrá presionado a la alza , tal como lo indicó otro experto que pidió no ser citado.

En esa tónica, Rodrigo Heredia concluyó en el informe de Ixe que pese a la sobrerreacción al riesgo que ha impulsado los índices bursátiles del mundo a la baja, los muy buenos fundamentales de la industria minera y siderúrgica prevalecerán impactando positivamente (alza) en el precio de la acción de las empresas (Autlán, Grupo México y Peñoles) .

En lo que va del año, los precios de los futuros del acero en la Bolsa Mercantil de Chicago han aumentado casi 20%, mientras que los del oro y la plata poco más de 10 por ciento.

Hasta marzo, el del cobre también acumulaba una ganancia de 15%, periodo a partir del cual comenzó a ceder para registrar hasta el momento un crecimiento cercano a cero.

oamador@eleconomista.com.mx