La segunda compañía aérea austríaca, Laudamotion, filial de Ryanair, cerrará su base en Viena y eliminará más de 300 puestos de trabajo, tras el rechazo sindical de una reducción drástica de los salarios en respuesta a la crisis del coronavirus.

"Lamentamos la pérdida de puestos de trabajo", dijo la compañía el viernes, al anunciar en un comunicado el cierre el 29 de mayo.

El transportista aéreo de bajo costo propuso en abril el mantenimiento de los puestos de trabajo a cambio de un nuevo convenio colectivo, dejando a los representantes de los trabajadores hasta el jueves por la noche para dar su acuerdo. 

El sindicato Vida, que representa a los trabajadores de los sectores del transporte y de los servicios en Austria, mencionó un "chantaje" al que dice no haber querido ceder. "848 euros de salario inicial neto para las azafatas es claramente inferior al umbral de pobreza de 1,259 euros al mes para una persona en Austria", aseguró.

Laudamotion es una filial de la compañía irlandesa Ryanair, que explotaba 26 aeronaves en rotación antes que la pandemia del nuevo coronavirus clavara sus aviones en el suelo en marzo, y que sus empleados fueran colocados en paro parcial. Su volumen de negocios ha caído desde entonces.

La aerolínea tiene otras tres bases más pequeñas: dos en Alemania, en Dusseldorf y Stuttgart, y una en Palma de Mallorca, en España. 

Laudamotion fue fundada por la leyenda de la Fórmula 1 Niki Lauda, y Ryanair la compró en 2018. 

El aeropuerto de Viena ve en este cierre una "señal fatal" para sus actividades.