La fortaleza interna de México mejora y eso lo hará menos vulnerable al exterior si refuerza la certeza jurídica en el país, la cual será su principal blindaje, afirmó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

El organismo de investigación y análisis del sector privado afirmó que la propuesta de reforma fiscal que presentó Estados Unidos la semana pasada y que se centra principalmente en una reducción de impuestos, no puede ofrecer esa certeza.

En su reporte semanal Análisis económico ejecutivo , consideró que México no tiene el espacio fiscal para llevar a cabo una medida similar a la reforma fiscal estadounidense, pero tampoco lo requerimos .

Si bien los principales indicadores macroeconómicos de México muestran una modesta mejora, acotó, se deben redoblar esfuerzos en materia de combate a la corrupción, inseguridad e impunidad, que pueden inhibir un mayor ritmo de crecimiento de la actividad económica del país.

Es fundamental tener en mente que la vulnerabilidad al exterior depende de nuestra fortaleza interna , subrayó el CEESP.

Sobre la propuesta de reforma fiscal de Estados Unidos, refirió que ésta consiste en tres partes: una reducción de 20 puntos a la tasa impositiva corporativa, que pasa de 35 a 15% que incluye todo tipo de negocios, desde los más pequeños hasta los más grandes.

Además, para las familias se incrementan los montos deducibles y también se reduce la tasa máxima de casi 40 a 35%, y se considera también un solo impuesto, de una vez por todas, a la repatriación de fondos en el exterior y, en principio, los ingresos o utilidades por exportaciones estarían exentos del pago de impuestos.

El CEESP expone que de acuerdo con proyecciones, este paquete podría implicar una enorme pérdida de ingresos para el Tesoro estadounidense, de unos 200,000 millones de dólares al año, lo que en 10 años, que es lo que normalmente duran las modificaciones fiscales, representaría una pérdida de dos billones de dólares en ese lapso.