Vale, la segunda minera más grande del mundo, espera que el gobierno de Argentina responda este mes a sus demandas de ventajas fiscales y cambiarias para decidir el futuro de su proyecto de potasa de 6,000 millones de dólares, dijo una fuente del gobierno brasileño a la agencia Reuters.

La brasileña, que está reduciendo sus inversiones para enfrentar un escenario de menores precios, detuvo en diciembre las obras del proyecto Río Colorado, en la provincia de Mendoza, mientras analiza lo que describió como variaciones en los fundamentos económicos en un país con una inflación de 25% anual, según cálculos privados.

Vale había pedido exenciones del IVA y una tasa de cambio favorable para compensar costos.

La inversión de Vale convertiría a Argentina en uno de los mayores productores de potasa -utilizado para fabricar fertilizantes- y llegaría en momentos en que el país mantiene varios frentes de conflicto con otros países por su política comercial.

La minera indica haber invertido 1,805 millones de dólares en Río Colorado, donde al cierre del tercer trimestre del 2012 había completado 40% de las obras físicas. Fuentes del mercado en Argentina calculan que la exoneración del IVA que pide la firma significaría un ahorro de alrededor de 1,000 millones de dólares para la firma brasileña.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica