La Comisión Europea sancionó esta martes a los fabricantes de electrónica Asus, Denon & Marantz, Philips y Pioneer, por fijar los precios de reventa de sus productos en línea, en sendos casos cuya multa total asciende a 111 millones de euros.

Tras las investigaciones abiertas en febrero de 2017, Bruselas desveló que los fabricantes contacataban con los minoristas en línea que vendían sus productos a precios bajos para que los aumentaran, so pena de sanciones como el cese del suministro, explicó en un comunicado.

"A causa de las medidas adoptadas por estas cuatro empresas, millones de consumidores europeos tuvieron que pagar más caro por electrodomésticos de cocina, secadores de pelo, computadores portátiles, auriculares y muchos otros productos", indicó la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

El fabricante taiwanés Asus, al que el ejecutivo comunitario impuso la mayor multa con 63,5 millones de euros, llevó a cabo esta práctica para artículos de material informático y productos electrónicos vendidos en Francia y Alemania entre 2011 y 2014.

La Comisión impone 7.7 millones de euros al japonés Denon & Marantz, por aplicar la misma medida a productos de video y audio en Alemania y Holanda entre 2011 y 2015.

Entre 2011 y 2013, el fabricante holandés Philips fijo los precios de venta en línea en Francia para productos electrónicos, por lo que recibe una sanción de casi 30 millones.

El japonés Pioneer deberá pagar 10 millones de euros por fijar los precios de venta de productos de cine en casa y por limitar la actuación de los minoristas en línea que vendían sus productos entre diferentes países, como España y Portugal, entre 2011 y 2013.

Las multas impuestas son menores a las previstas, ya que la Comisión les aplicó entre un 40% y un 50% de reducción por colaborar durante la investigación.

erp