El regulador bursátil estadounidense anunció una demanda contra el gigante automotriz alemán Volkswagen (VW), al que acusa de haber recaudado miles de millones en bonos mientras mentía a los inversores sobre las emisiones contaminantes de sus autos.

Desde abril de 2014 hasta mayo de 2015, Volkswagen recaudó 13,000 millones de dólares en bonos y valores respaldados por activos en Estados Unidos, cuando los ejecutivos del grupo sabían que más de 500,000 vehículos en el mercado estadounidense superaban los límites legales de emisiones contaminantes, según una demanda de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) presentada el jueves por la noche en California.

Gracias a eso, VW ha obtenido cientos de millones de dólares en ganancias, dice la SEC.

Para recaudar fondos en los mercados estadounidenses, los emisores "deben proporcionar a los inversores información completa y precisa", argumenta Stephanie Avakian, funcionaria de la SEC.

"Volkswagen ha estado ocultando sus emisiones (contaminantes) durante una década mientras vendía miles de millones de dólares en bonos a inversionistas a precios inflados", dice el organismo.

La SEC tiene la intención de recuperar ganancias indebidas con intereses y multas. También pretende prohibir al exCEO de Volkswagen Martin Winterkorn trabajar en cualquier compañía que cotice en bolsa en Estados Unidos.

En un comunicado, el grupo alemán respondió que considera el caso de la SEC como "incorrecto" tanto desde el punto de vista judicial como fáctico y anunció que se opondrá enérgicamente.

"La SEC intenta un procedimiento sin precedentes relativo a valores solo vendidos a inversionistas conocedores que no se han visto perjudicados y a quienes se les ha pagado a tiempo y en su totalidad con intereses", dijo VW en el comunicado.

El grupo argumenta que el regulador estadounidense no acusa a ninguna persona responsable de emitir bonos por haber sabido que las emisiones de contaminantes excedieron los umbrales permitidos por Estados Unidos, sino que "solo repite las acusaciones no probadas contra del exdirector general de Volkswagen que no participó" en este caso.

El "dieselgate" ha costado hasta ahora más de 31,700 millones de dólares en retiros de vehículos y procedimientos legales al gigante automotriz. La mayor parte de esta suma se pagó en Estados Unidos, donde Volkswagen ha reembolsado a casi medio millón de clientes.

erp