Oaxaca, Oax. La Secretaría de Economía (SE) sustituyó las funciones principales de las delegaciones estatales con servicios de notarios y corredores públicos.

“La falta de personal para nosotros no es un tema. El insumo más importante que nos daban las delegaciones antes de las medidas de austeridad eran las visitas de verificación, pero ahora esa función la hacen los fedatarios públicos, los notarios o los corredores públicos”, dijo Juan Díaz Mazadiego, director general de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

Hasta mediados de octubre, la Secretaría de Economía había cerrado dos terceras partes de las delegaciones distribuidas en las entidades del país, que en el sexenio pasado llegaron a ser entre 48 y 50.

Anteriormente, funcionarios de la Secretaría de Economía revisaban en las plantas si la empresa contaba con la infraestructura, tanto humana como de bienes de capital, para realizar sus procesos productivos, y ese documento lo enviaban a la oficina central de la dependencia.

“Antes lo hacían gratis, ahora lo están cobrando, pero no es falta de personal”, indicó Díaz Mazadiego.

En paralelo, la Secretaría de Economía ha incrementado los requisitos para la obtención de estos documentos, de acuerdo con Luis Felipe Mayorquín, presidente del Colegio de Corredores Públicos de Jalisco.

“Se están haciendo cada vez más robustas las fe de hechos que cumplan los requisitos de la Secretaría de Economía”, dijo.

Tiempos de respuesta se han incrementado

Directivos de empresas consultados en la Convención Nacional del Index que se realiza en Oaxaca afirmaron que han visto incrementarse los tiempos de respuesta por parte de la Secretaría de Economía.

Antes de junio, cuando se instrumentaron las medidas de austeridad, los funcionarios tenían entre uno y 10 días para hacer las visitas a las plantas y entregar el documento respectivo.

Ahora lo común, de acuerdo con otra fuente del estado de Jalisco, es que los notarios tarden una semana en ir a la planta y entreguen la fe de hechos en tres o cuatro días más.

Pero también a mayor demanda, mayor costo. En ciudades grandes suele haber retrasos más prolongados y los costos por el trámite se han elevado.

En un caso documentado, una empresa IMMEX comenzó el 20 de agosto el trámite ante la Secretaría de Economía de una ampliación de domicilio; pero no incluyó el requisito de la fe de hechos, por lo que la dependencia le mandó ese requerimiento el 21 de agosto.

Luego, la misma empresa envió el 3 de septiembre la fe de hechos, sin que hasta la fecha haya podido cumplir con el trámite completo.

Según Díaz Mazadiego, en términos generales, 80% de los trámites sobre comercio exterior está en tiempos de respuesta igual o mejor que antes de junio.

Entre otras cuestiones secundarias, ahora es común que las líneas telefónicas de delegaciones de la Secretaría de Economía estén cerradas o que los funcionarios no estén capacitados para orientar a las empresas en ciertos trámites, según las mismas fuentes.

[email protected]