El gobierno de México ya redactó la nueva lista de represalias bajo la figura de carrusel, que formará parte de sus represalias contra Estados Unidos, afirmó Graciela Márquez, secretaria de Economía.

Estos aranceles punitivos son una respuesta a los aranceles impuestos a las importaciones estadounidenses de acero y aluminio.

“Terminamos el diseño de la lista”, dijo Márquez, para luego añadir que el proceso tomará “al menos dos o tres semanas”, porque el nuevo paquete de productos y sus respectivas tarifas serán revisados primero por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y luego por la Secretaría de Gobernación, para su posterior publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Por su parte, la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, informó que mañana se reunirá en Washington, DC, con el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para tratar este asunto, el proceso de ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y el comercio con China.

Márquez, Freeland y el subsecretario para América del Norte de la Cancillería mexicana, Jesús Seade, se reunieron este martes en Toronto, Canadá, y después ofrecieron una conferencia de prensa.

Varios socios comerciales importantes de Estados Unidos han propuesto o están imponiendo aranceles de represalia en respuesta a las acciones estadounidenses. En total, las tarifas punitivas están vigentes para los productos que representan aproximadamente 23,200 millones de dólares de las exportaciones estadounidenses en el 2018.

Los principales productos golpeados son acero, aluminio y salsas (Canadá), carne de cerdo, acero y preparaciones alimenticias (México), acero, whiskies y productos de belleza (Unión Europea), productos de cerdo, acero y nueces (China), carbón, coque de petróleo y nueces (Turquía) y vehículos para el transporte de mercancías, equipo pesado y fibras ópticas (Rusia). “Es hora de abolir los aranceles. Pensamos que sería beneficioso para la competitividad de todo el continente y para acercarnos a un verdadero libre comercio”, declaró Freeland.

En tanto, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, habló telefónicamente este martes con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, sobre los aranceles al acero y al aluminio, y le expresó que deberían ser anulados, según un comunicado de su oficina.

“Tengo la esperanza de que, si hacemos bien las cosas, los estadounidenses podrían unirse a nuestro punto de vista”, comentó Seade.

“Todavía no podemos revelar los nuevos componentes, pero la medida incluirá las consideraciones económicas y políticas”, argumentó Márquez.

Sin embargo, más tarde en una entrevista con la televisora Canadian Broadcasting Corp, Graciela Márquez aseguró que México está cerca de cerrar un acuerdo con Estados Unidos para levantar los aranceles al acero y aluminio aplicados por Estados Unidos el año pasado.

“Creo que estamos cerca de negociar el levantamiento de las tarifas”, dijo la secretaria de Economía.

[email protected]