La Secretaría de Economía informó que inició un proceso de análisis para elevar los aranceles a las importaciones de algunos tipos de acero y hacer frente así a la competencia de grandes exportadores globales, entre ellos China.

En septiembre del 2014, el gobierno mexicano aprobó un incremento de 15% de arancel al planchón, alambrón, lámina rolada en caliente y en frío, y placa, para un periodo de seis meses, aplicables a países con los que México no tiene acuerdos comerciales.

Guajardo dijo que México realizará paralelamente otro análisis sobre la cuestión de conceder a China el estatus de economía de mercado, lo que implicaría utilizar otra metodología para determinar las cuotas compensatorias por dumping o subsidios, las cuales tenderían con ello a ser más bajas.

En noviembre del 2015, asociaciones de acero del mundo, incluidas las representantes de América Latina, Estados Unidos y Europa, lanzaron un manifiesto contrario al reconocimiento de China como economía de mercado, aduciendo que este país asiático es el principal responsable por el exceso de capacidad global en el sector.

Como parte de ciertas provisiones del protocolo de adhesión de China a la Organización Mundial de Comercio (OMC) en el 2001, se pactó dar a esa nación el estatus de economía de mercado a partir de diciembre del 2016. Pero ha sido tan controversial el caso, que la Unión Europea está considerando otorgar a China la clasificación de economía de mercado producto por producto, en función de los casos que lo ameriten.

Aunque el impacto de la medida es global, no será discutido en la OMC, de acuerdo con Guajardo, por la complejidad de las variadas y atoradas negociaciones que ahí se llevan; sino que se hará un mecanismo de diálogo en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en la próxima reunión de abril.

Dado el papel significativo que continúa desempeñando el gobierno de China en muchos aspectos clave de su economía, y especialmente, en su industria siderúrgica estatal y controlada, no cabe ninguna duda de que China sigue siendo en gran medida una economía de no-mercado en la actualidad , argumentaron las asociaciones del acero de América Latina, Estados Unidos y Europa.

China ha reclamado que se le debe acordar automáticamente el tratamiento como economía de mercado tras el aniversario número 15 de su adhesión a la OMC.

[email protected]