La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) decidió continuar con el proceso de licitación de dos de hilos de fibra óptica de la CFE, aun cuando sólo hay un consorcio concursante.

Gerardo Sánchez Henkel, director jurídico de la SCT, informó que se mantendrá el proceso con un solo concursante, que es el grupo de inversionistas de Televisa, Telefónica y Megacable, descartó que el proceso se transformará en una adjudicación directa .

En conferencia de prensa, el funcionario dijo que en el caso de Iusatel, filial de Grupo Salinas, la dependencia entregó una constancia de no participación, tras el análisis de la documentación de la empresa, en donde ésta manifestó textualmente su rechazo a las bases, las reglas y el proceso en general.

De modo que el reconocimiento de las bases, era requisito indispensable para continuar en la contienda, por lo cual, se rechazó su participación.

Sin embargo, Sánchez Henkel reconoció que la empresa podrá inconformarse por la vía jurídica si es su deseo.

De acuerdo con el jurídico de la empresa, Iusatel solicitó un amparo en contra de las bases de licitación en enero pasado, mismo que fue negado en abril de este año, y el recurso de revisión se le volvió a negar, tras considerar que era irrelevante.

El objetivo de la licitación (de fibra óptica) es mejorar las condiciones de la oferta de los servicios de telecomunicaciones en beneficio del mercado, por lo que con el nuevo jugador habrá un nuevo participante relevante en el sector , afirmó Sánchez Henkel.

Desventajas

Analistas del sector califican como anticompetitivo el hecho de que la licitación se lleve a cabo con un solo postor, incluso prevén que la recaudación para el estado será muy por debajo de lo estimado.

El consorcio conformado por Televisa, Megacable y Telefónica recientemente anunció una inversión comprometida superior a 700 millones de pesos.

[email protected]