La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) impartirá esta semana un taller a integrantes del Nuevo Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) sobre gestión de los contratos de construcción del nuevo aeropuerto, con la finalidad de evitar sobrecostos, incumplimientos que afecten su credibilidad y se respeten los tiempos establecidos para su inauguración en octubre del 2020.

El proyecto está entrando a una etapa de construcción intensiva de pistas, edificio terminal o torre de control. Buscaremos que se implementen medidas de control, de supervisión y que cuando haya indicios de incumplimiento se proceda y se apliquen sanciones. Esta es la fase que va a determinar, en buena medida, si podemos seguir el calendario del grupo , comentó Jacobo García. En entrevista, el especialista sénior en Políticas de Integridad y Compras Públicas de la OCDE afirmó que estarán en la Ciudad de México representantes del Aeropuerto de Heathrow y de la autoridad aeronáutica de Noruega.

Desde su perspectiva, el taller apoyará al GACM a establecer las mejores prácticas internacionales en materia de gobernanza y con ello se podrá evitar que se metan goles que afecten en su totalidad el principal proyecto de infraestructura del país.

En relación con los contratos previos relacionados con estudios ejecutivos, por ejemplo, el especialista reconoció que existe una andamiaje legal que ha permitido su adecuado seguimiento, aunque no puede asegurar que se culminaron de la mejor manera, porque su labor no puede trascender a nivel de auditoría.

El representante de la OCDE explicó que contrario a las buenas prácticas en construcción de aeropuertos, México inició el proyecto de nuevo aeropuerto sin haber precisado cuáles serán las alternativas de conectividad para que los usuarios y trabajadores lleguen a esas instalaciones. Se tiene que definir ese tema en breve porque si no el proyecto no podrá ser el anhelado hub , refirió.

[email protected]