La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) respaldó las medidas que el gobierno federal adoptó para apoyar a los sectores industriales afectados por el incremento injustificado y unilateral de aranceles a metales importados por Estados Unidos.

El presidente del organismo, Francisco Cervantes Díaz, señaló que serán partícipes de las acciones que se emprendan para garantizar que las empresas mexicanas vinculadas al acero y aluminio no sean afectadas por acciones que atentan contra la competencia comercial justa y equitativa.

“Lo hacemos porque reconocemos que los aranceles impuestos por el gobierno norteamericano al aluminio y al acero son injustificados y trastocan a dos sectores productivos estratégicos para el crecimiento económico de nuestro país”, afirmó el líder industrial en un comunicado.

Asimismo, la Concamin indicó que es relevante evitar que la ola proteccionista que se encuentra detrás del aumento en los aranceles a productos mexicanos incida de manera negativa sobre el resto de la industria y economía nacional.

Expuso que las medidas adoptadas por el gobierno estadunidense no solucionan el problema de sobrecapacidad en China, sino que sólo se lograrán avances con más trabajo coordinado entre los países de América del Norte, Europa y América Latina.

Más aún, destacó el organismo empresarial, lo que se requiere es más comercio y más integración regional para hacer frente al fenómeno chino.

“Consideramos que el sistema productivo tiene capacidad para poder superar este reto, y para ello contará con la sinergia de la política económica tanto de la actual administración como de la que emane del próximo proceso electoral”, sostuvo.

Agregó que es necesario además elevar la integración nacional de las cadenas productivas, mediante el gasto de gobierno en insumos nacionales y la participación de las empresas que producen en México en los proyectos de infraestructura pública.

Lo anterior, con el objetivo de garantizar que el mercado interno y el empleo puedan seguir siendo los pilares del desarrollo nacional.

“En Concamin refrendamos nuestra propuesta de los industriales de México ‘Hacia una industria del futuro’, en la cual los sectores del aluminio y el acero son fundamentales para, a su vez, integrar al resto de la economía”, dijo Cervantes Díaz.

Ante ello, consideró que es momento de comenzar a implementar un programa que eleve el contenido nacional en los proyectos de infraestructura pública, pues representa el mejor mecanismo para evitar la volatilidad que ha generado el proteccionismo norteamericano.